Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Críticas por la participación del ex banquero en la crisis hipotecaria

Steven Mnuchin amasó su fortuna abalanzándose para comprar el banco IndyMac, una de las mayores víctimas de la crisis hipotecaria y luego cinco años después vendiéndola por más del doble de lo que había pagado.
Pero Kevin Stein, subdirector de California Reinvestment Coalition, un grupo de defensa de la vivienda, se le atraganta la idea de que Donald Trump lo haya designado para el cargo de secretario de Tesoro.
La entidad bancaria con sede en Pasadena que dirigía Mnuchin y que pasó a llamarse OneWest, ejecutó 36.000 viviendas sólo en California entre 2009 y 2014. En los barrios no blancos de California, el banco ejecutó nueve veces más viviendas que los créditos hipotecarios que otorgó.
"Nos angustia ver que alguien que condujo un banco muy problemático, que haya provocado sufrimiento a miles de familiares trabajadoras, sea nombrado para ocupar un cargo tan alto e importante", dijo Stein.
Por esas razones, los analistas sostienen que Mnuchin podría no pasarla bien en el proceso de audiencias para su nominación. Varios senadores ya mencionaron la incongruencia de Trump, que primero promete reducir la influencia de Wall Street sobre Washington – y luego designa a un magnate como Mnuchin.
Mnuchin comenzó su carrera a principios de los ochenta como becario en Salomon Brothers y luego siguió los pasos de su padre, que hizo toda su carrera profesional en Goldman. Fue director del departamento de hipotecas en Goldman y en 1999 pasó a ser director de sistemas. Dejó el banco en 2002 y dos años más tarde fundó Dune Capital con u$s 1.000 millones contando con el respaldo de George Soros, el inversor multimillonario y donante del partido demócrata. Dune se introdujo en el negocio de las películas y logró éxitos como Avatar y X-Men para 20th Century Fox.