Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Contra los pronósticos, el gobierno venezolano pagó los bonos

Desconcierto de venezolanos por dar prioridad a los acreedores

Desconcierto de venezolanos por dar prioridad a los acreedores

Disturbios fatales por falta de alimentos, inflación galopante, semana laboral de dos días y constantes cortes de luz: Venezuela se encuentra en las profundidades de una de sus peores crisis económicas.

Sin embargo, en contra de toda lógica, el país sigue siendo un deudor responsable, y paga bonos por miles de millones de dólares aunque sus hospitales no tienen dinero para comprar antibióticos.
El compromiso de cumplir con sus obligaciones de deuda internacional desafió las predicciones de los analistas, lo que provocó una inesperada alza de los bonos venezolanos en un momento en que los inversores repiensan la idea de un default seguro.

"Venezuela tiene la extrema estrategia de cancelar sus deudas y evitar la cesación de pagos", dijo Guillermo Mondino, economista de mercados emergentes en Citi, el banco norteamericano. "Muy pocos países llegaron a esta similar situación. Quizás sólo Rumania bajo la conducción del dictador Ceausescu en los ochenta".

A principios de este mes, Bank of America Merrill Lynch señaló que veía "valor" en determinados bonos venezolanos en un momento en que el rebote en el precio del petróleo subió la cotización de la deuda de referencia con vencimiento 2027, del piso récord de 33 centavos de dólar en febrero a 46 centavos. El crudo Brent esta semana llegó a su nivel más alto en ocho meses.

Si bien los bonos venezolanos todavía cotizan a niveles de deuda con dificultades, la medida sugiere que hay más confianza en que habrá mayores tasas de recuperación en caso de una reestructuración de deuda. El costo de asegurar el bono contra defaults también disminuyó, si bien sigue siendo el más elevado del mundo.

Pero en Venezuela desconcierta a los ciudadanos la decisión del país de priorizar a los acreedores extranjeros cuando es crónica la escasez de productos de primera necesidad.
"Si pagan la deuda primero, ¿cuándo van a traer alimentos? Su prioridad debería ser la comida, así la gente no muere de hambre", aseguró Luisa Martínez de 39 años mientras hacía fila para entrar a un supermercado en Ocumare del Tuy, una ciudad pequeña en el norte de Venezuela.

Venezuela tiene las mayores reservas de crudo del mundo, y su economía –que depende de los hidrocarburos para generar casi todos sus ingresos por exportaciones– se vio muy perjudicada por los precios bajos del petróleo. Mientras subía la inflación y se contraía la economía el año pasado, los precios de los bonos con menor vencimiento tocaron nuevos pisos porque los inversores temían que no fueran pagados en su totalidad.

Exotix, especialistas en mercados fronterizos, estima que la deuda en circulación de Venezuela y PDVSA, la petrolera estatal, es inferior a u$s 62.000 millones. Las reservas extranjeras son de u$s 12.000 millones. Maduro insiste en que el país continuará cumpliendo con los pagos de deuda y anunció planes para este año recortar las importaciones en casi la mitad para conservar la moneda fuerte necesaria para eso.

Claudia Calich, gestora de fondos en M&G, que tiene bonos venezolanos a corto plazo, dijo: "hasta ahora es un milagro que paguen. Si siguen haciéndolo, será uno de los top performers. Si no, será el de peor rendimiento".