U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Consejos para aprovechar al máximo la Copa del Mundo

Es un campeonato de fútbol con gran carga emocional, por lo que no hay que tomarlo en serio porque no influye en la vida real. De todos modos, hay que vivirlo con plenitud

Consejos para aprovechar al máximo la Copa del Mundo

Fui a todos los Mundiales de fútbol desde 1990 y estoy en Moscú este año también para ver el próximo puntapié inicial. Mis consejos para ver el campeonato son los siguientes:

 

No espere calidad

Este año, el partido de apertura no podría ser menos atractivo: Rusia y Arabia Saudita son los peores equipos del torneo. Igualmente, ninguna selección nacional de la Copa del Mundo puede igualar a los mejores equipos de clubes. El director técnico de Bélgica, Roberto Martínez, recomienda aceptarlo. "Es normal", me dijo. "A nivel club, hay entre 50 y 60 entrenamientos durante la pretemporada. Luego, se juegan 38 partidos y los jugadores mejoran practicando, entendiendo y anticipando las jugadas. Después casi juegan sin pensar".

Por el contrario, señaló, los jugadores de un seleccionado nacional se conocen mucho menos y sienten más presión. "Lo único bueno es que el equipo contrario tiene los mismos problemas". Los Mundiales no son particularmente buenos. Simplemente se les da importancia.

Tenga a mano una segunda pantalla para partidos menores

Las bromas por los medios sociales harán que Rusia-Arabia Saudita sea un partido más divertido. Pero cuando juega la selección de tu país, o se enfrentan Francia y Alemania, tratá de vivir el partido como se hacía antes de que existiera Internet, sólo con la cabeza puesta en el juego. Nuestros mayores recuerdos serán esos.

Elija con quién ver los partidos

Si tiene hijos de entre 6 y 13 años, ellos lo recordarán por siempre, por lo que prepare con especial esmero el lugar desde donde alentarán a su equipo. Yo aún recuerdo a mis abuelos frente al televisor del living mirando la final Holanda-Argentina del Mundial 78.

No haga ni escuche pronósticos Las Copas del Mundo son demasiado aleatorias como para hacer pronósticos. En un campeonato de 38 partidos, un equipo puede compensar un mal día, pero en este torneo mundial no. Cuando hay eliminación directa, la mayoría de los partidos se deciden por diferencia de un sólo gol o tanda de penales. La diferencia entre volver a casa de manera humillante y pasar a ser inmortal a menudo depende de una decisión del referí o de unos centímetros en un par de tiros.

La suerte es clave

En el rugby o básquet, el equipo con más posesión de pelota normalmente gana. Hay 54 outs en un partido de básquet, y habitualmente más de 100 tantos en un partido de tenis, por lo que un mal rebote rara vez tiene importancia. Pero en el fútbol, un equipo débil puede tener una racha de buena suerte y esperar a que termine el partido frente a su arco.

No se lo tome en serio

La mayoría de los hinchas comprenden, incluso mientras gritan frente a la pantalla, que el mundial no es serio. Después de que Inglaterra queda eliminada, la gente va a trabajar a la mañana siguiente. Los suicidios bajan durante los Mundiales, probablemente porque una nación entera que vive el mismo evento crea por un rato una comunidad que se acerca incluso a las personas que están más solas. Tampoco hay barras bravas.

El Mundial no influye en la vida real

Contrariamente lo que se dice, un torneo exitoso no mantiene a un presidente en el poder o crea armonía racial en un país. La Copa del Mundo se esfuma como un sueño. A menudo refleja la realidad sociológica, pero no la modifica.

No crea en todo lo que ve. Algunos resultados están arreglados

Cuando Corea del Sur era co-anfitrión en 2002, su triunfo ante Italia probablemente no haya sido un episodio inocente del espantoso arbitraje. Poco después, el referí Byron Moreno, fue suspendido en su país natal, Ecuador. En 2011 fue detenido después de haber aterrizado en el aeropuerto JFK de Nueva York con heroína oculta.

El escritor Declan Hill mostró evidencias que sugieren que los deshonestos apostadores que operan con la mayoría de los campeonatos nacionales arreglaron al menos un partido de los últimos Mundiales. Y Michel Platini, organizador del torneo de 1998 en Francia, reveló el mes pasado que el empate fue manipulado para aumentar las chances de que la final fuera Brasil-Francia (lo cual se materializó).

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar