Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cómo será el impacto del Brexit sobre las empresas

Cómo será el impacto del Brexit sobre las empresas

El viejo titular "Neblina en el Canal, el continente aislado" es particularmente irónico cuando se lo aplica a las relaciones comerciales. Las exportaciones a la UE representan el 46% del total global del Reino Unido.
El llamado plan Empire 2.0, que tiene como objetivo elevar las ventas a las ex colonias británicas, no servirá de sustituto. Las negociaciones comerciales del Brexit podrían tener un impacto grande y mayormente negativo sobre las valuaciones corporativas.


Theresa May, la primera ministra británica, espera un nuevo plan de comercio "audaz y ambicioso" que incluye abandonar la unión aduanera de la UE pero de alguna manera retener el comercio sin fricciones. ¿Qué pasa si ella fracasa y en cambio se aplican las normas de la Organización Mundial de Comercio que rigen los incumplimientos? El think-tank Civitas prevén costos arancelarios de 5.200 millones de libras. El Instituto de Estudios Fiscales dice que el comercio puede caer entre 17% y 29%.


El Reino Unido probablemente consiga el tratamiento de "nación más favorecida" de la OMC, lo que significa un cargo promedio de 5,6%. Eso esconde amplias variaciones, incluyendo el gravamen de 10% sobre las exportaciones de autos, aranceles para animales y productos lácteos de entre 20% y 35%. Los servicios financieros serían los más afectados por la expiración de los passporting rights, que son derechos de prestación de servicios financieros desde Londres al resto de países de la UE.


Las acciones están respondiendo principalmente a factores macro como la debilidad de la libra esterlina y los pronósticos de tasas. A medida que desaparezca la niebla en la mitad del canal y se observe qué forma van tomando las relaciones comerciales, se sentirá el impacto sobre las acciones en particular. Los papeles de grupos de servicios financieros europeos, como la Bolsa de Valores de Londres, enfrentan dos años de volatilidad.


Los proveedores del sector automotriz, como GKN, también están expuestos: si sus clientes mudan sus plantas a la UE, algunas de sus fábricas podrían tener que hacer lo mismo. Las aerolíneas como Ryanair y easyJet podrían perder sus licencias europeas porque hay normas que exigen que la propiedad de las mismas sea mayormente de miembros de la UE.


Se espera que el Reino Unido negocie sector por sector. Y las industrias que hagan lobby con mayor eficacia deberían emerger como relativos ganadores.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar