U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Cargill se diferenció de sus competidores y repartió dividendos récord

La compañía con sede en Estados Unidos pagó u$s 551 millones a los accionistas. El resto de las empresas del rubro, en cambio, no lograron distribuir ganancias

El 90% de acciones ordinarias es de las familias Cargill y MacMillan

El 90% de acciones ordinarias es de las familias Cargill y MacMillan

Los miembros de la familia alrededor de 100- que controlan Cargill cobraron los mayores dividendos en años después de que el titán de los agronegocios se beneficiara con la venta de carne, granos y productos alimenticios.

Según los estados contables a los que accedió el Financial Times, la compañía con sede en EE.UU. pagó u$s 551 millones en dividendos a los accionistas en el ejercicio que finalizó el 31 de mayo, 29% más que el ejercicio anterior y los mayores desde 2011.

Las cifras ofrecen una peculiar visión del desempeño de Cargill durante la gestión de David MacLennan, que tomó el timón como CEO en 2013 con el compromiso de mejorar los ingresos y la rentabilidad de la compañía.

Cargill es la mayor empresa privada de EE.UU. en términos de ingresos y desempeña un papel central en el suministro mundial de alimentos, moviendo millones de toneladas de commodities agrícolas en todo el mundo. Cerca del 90% de sus acciones ordinarias pertenece a miembros de las familias Cargill y MacMillan, descendientes del hombre que la fundó en 1865.

En los últimos años, MacLennan reorganizó la gestión y celebró una serie de acuerdos para centrarse en los negocios alimentarios y agrícolas en los que Cargill compite mejor.

Las medidas rindieron fruto generando ganancias operativas ajustadas que superaron los u$s 3.000 millones en cada uno de los últimos dos ejercicios, las más altas desde que la compañía todavía tenía una participación mayoritaria en Mosaic, un gran proveedor de fertilizantes. Los dividendos de Cargill se calculan en función de los resultados de los dos ejercicios anteriores.

Entre los principales competidores de Cargill se incluyen Archer Daniels Midland y Bunge -que cotizan en la Bolsa de Nueva York-, Glencore -que cotiza en la Bolsa de Londres- y la empresa de capitales privados Louis Dreyfus. El sector tuvo dificultades durante la última década debido a los mercados de granos saturados y al creciente poder de negociación de los agricultores en los acuerdos de cultivo.

Estamos orgullosos de que nuestros accionistas reinviertan en promedio el 80% de nuestro flujo de caja operativo anual en la empresa Cargill

Louis Dreyfus, controlado por la multimillonaria Margarita Louis-Dreyfus, no pagó dividendos el año pasado tras sufrir una caída del 16% en las utilidades de operaciones continuas mientras luchaba contra las difíciles condiciones del mercado.

Los pagos de dividendos de Cargill fueron históricamente modestos en relación con las ganancias, lo que permite invertir sin tener que recurrir a los mercados de acciones o dañar su calificación de deuda de una sola "A". La política era "muy conservadora en relación con la mayoría de las empresas que cotizan en bolsa", dijo John Rogers, analista de deuda de Moodys. "Creo que para los miembros de la familia Cargill, o al menos para el directorio, el énfasis puede estar en el crecimiento versus los ingresos".

La compañía declaró: "Informamos nuestra situación financiera en forma trimestral; sin embargo, esta información no es parte de nuestras normas de divulgación. Estamos orgullosos de que nuestros inversores reinvierten en promedio el 80% de nuestro flujo de caja operativo anual en la empresa, lo que refleja su compromiso con nuestro propósito de alimentar al mundo, y el continuo crecimiento de Cargill".

La posición de Cargill como proveedor de carne -un negocio que lo distingue de otras firmas comerciales de granos- fue de gran ayuda en los resultados más recientes.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar