Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Caen fuerte los descubrimientos de petróleo y gas

Los descubrimientos de nuevos yacimientos de petróleo y gas disminuyeron a su nivel más bajo en 60 años, porque las compañías frenan las exploraciones y se hace más difícil descubrir campos grandes.

Sólo hubo 174 descubrimientos de petróleo y gas en todo el mundo el año pasado, frente a la media de 400 a 500 por año que hubo hasta 2013, según IHS Markit, el grupo de investigación.

El menor éxito en las exploraciones muestra que probablemente el mundo dependerá cada vez más de los recursos "no convencionales" como el gas y el petróleo shale de EE.UU. para satisfacer la demanda de energía en las próximas décadas.

El tiempo normal desde que se descubre un yacimiento hasta que empieza producir es de cinco a siete años, de modo que el actual déficit de descubrimientos de petróleo y gas implica una oferta menor en la próxima década.

Sin embargo, hay señales de un repunte tentativo de la exploración convencional este año, pues algunas empresas como Statoil de Noruega planean intensificar las actividades de perforación.

Los hallazgos llegaron a sus niveles mínimos en seis décadas en el año 2015, y luego descendieron nuevamente el año pasado hasta cerca de 8.200 millones de barriles equivalentes de petróleo y gas.

La desaceleración refleja no sólo los recortes cíclicos en la exploración que hicieron las compañías que luchan por mantenerse a flote después de la caída de los precios del petróleo y del gas natural desde 2014 sino también el cambio estructural en la industria hacia el shale en tierra y reservas similares, especialmente en América del Norte.

El gasto en exploración se redujo de u$s 100.000 millones en 2014 a u$s 40.000 millones el año pasado, según Wood Mackenzie, otra compañía de investigación.

Los descubrimientos de nuevos yacimientos se comparan con los 190.000 millones de barriles de equivalente de petró leo (BEP) y gas que se agregaron a la base estimada de recursos de América del Norte en los últimos diez años.