CEO de Goldman Sachs pide paciencia a los accionistas para mejorar la rentabilidad

David Solomon prometió que van a llegar a buen puerto las inversiones en proyectos como el banco online Marcus, su tarjeta de crédito Apple y una plataforma de banca transaccional.

Goldman Sachs no estuvo a la altura de las expectativas de ganancias por primera vez desde que asumió David Solomon hace un año.

La respuesta del CEO del banco fue pedir paciencia en cuanto a la rentabilidad del grupo, prometiendo que van a llegar a buen puerto las inversiones en proyectos como Marcus, el banco online de Goldman, su tarjeta de crédito Apple y una plataforma de banca transaccional, a pesar de que juntas le costaron al banco de Wall Street u$s 450 millones netos este año. "Estamos dispuestos a sacrificar algunos retornos de corto plazo para que esas inversiones tengan un mejor posicionamiento y fortalezcan la franquicia, y nos permitan atender mejor a nuestros clientes a largo plazo", afirmó Solomon.

En el tercer trimestre, las ganancias de Goldman de u$s 4,79 por acción fueron peores a los u$s 4,86 previstos por los analistas en una encuesta de Bloomberg, a pesar de que las estimaciones se habían reducido en más de un 15% en las cuatro semanas anteriores al día de anuncio de resultados. La ganancia neta cayó 27%.

Goldman perdió u$s 80 millones con su inversión en WeWork y u$s 267 millones con sus tenencias accionarias, principalmente en Uber, Tradeweb y Avantor. Las comisiones de banca de inversión bajaron 15% interanual, en un trimestre en el que sus rivales JPMorgan Chase y Citigroup registraron alzas de 8% y 4%, respectivamente.

Las acciones de Goldman Sachs retrocedieron más de 3% durante las primeras horas de la jornada bursátil, una caída que, según el analista de Sandler O'Neill Jeffrey Harte, refleja en parte ingresos por asesoramiento "bastante débiles" y mayores pérdidas de crédito, así como la noticia de que Goldman había recomprado menos acciones de lo previsto en el trimestre.

En una comunicación con analistas, Goldman explicó que el programa de recompra de acciones se había detenido por las negociaciones con el Departamento de Justicia de EE.UU. sobre su participación en el escándalo multimillonario del 1MDB y que las recompras se habían reanudado.

Solomon habló con optimismo sobre el debut de la tarjeta Apple en agosto describiéndolo como "el lanzamiento de una tarjeta de crédito más exitoso de todos los tiempos". Dijo que el primer ciclo de facturación había sido bueno, pero no brindó detalles sobre la cantidad de clientes o las métricas financieras. En cuanto al banco online Marcus, Goldman contó que tiene u$s 55.000 millones en depósitos, lo que está reduciendo sus costos de financiación.

Mientras tanto, la plataforma de banca transaccional manejó pagos por valor de u$s 250.000 millones y está "programado acercarles la plataforma a los mayores clientes corporativos de la firma", explicó a los inversores el director financiero Stephen Scherr.

Marty Mosby, un veterano analista de Vining Sparks, afirmó que las iniciativas de crecimiento le dieron consuelo sobre el futuro del banco, y destacó que varios factores puntuales golpearon las ganancias durante el tercer trimestre.

"Están invirtiendo en la puesta en marcha de su banca de consumo, lo que debería ayudar a generar mayores retornos en 2020", comentó. Y agregó que el impacto de la caída del valor de inversiones -como en Uber- "debería disminuir pronto".

Si bien no se esperaba la caída de 15% en los ingresos provenientes de la banca de inversión, un allegado a Goldman recordó que el banco tuvo un tercer trimestre monstruoso en 2018 y que sigue siendo el mayor generador de comisiones en los acuerdos globales de fusiones y adquisiciones.

Tags relacionados