Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Bloqueo de sitios web en Brasil genera temor a censura

Este mes, momentos antes de que se bloqueara en forma temporal el uso de WhatsApp en todo Brasil, el pánico se apoderó del país más grande de Latinoamérica.
Las familias se apuraron en llamar a sus seres queridos; las empresas hicieron arreglos de último minuto con los proveedores; y los médicos enviaron a los pacientes información de contacto alternativa para casos de emergencia.
Los analistas sostienen que el hecho de que jueces brasileños hayan prohibido el servicio de mensajería –por supuestamente no cooperar con investigaciones policiales– pone en riesgo el crecimiento del sector y refleja un preocupante giro hacia una forma de censura para el uso de Internet.
Mark Zuckerberg, el fundador y CEO de Facebook, expresó su opinión: "La idea de que en Brasil a todos se les pueda negar la libertad de comunicarse de la manera que quieran es extremadamente aterradora en una democracia".
Según la nueva ley de Internet de Brasil, "Marco Civil", que entró en vigor en 2014, las empresas de telecomunicaciones y los sitios de Internet están obligados a entregar metadatos a las autoridades, pero no el contenido enviado por las plataformas de mensajería.
WhatsApp respondió que no puede divulgar el contenido de los mensajes enviados a través de su aplicación, incluso si quisiera hacerlo.
Además, según Katitza Rodríguez –directora de derechos internacionales de la Electronic Frontier Foundation (EFF)– divulgar el contenido significaría violar la ley en EE.UU. La Ley de Privacidad en las Comunicaciones Electrónicas de Norteamérica les prohibe a las compañías revelar mensajes sin una orden emitida por un juez estadounidense, razón por la cual el juez brasileño tendría que buscar ayuda a través de un tratado de asistencia judicial recíproco.
Cualquier juez local puede solicitar el bloqueo de una aplicación. Y según Lemos, los jueces encuentran apoyo entre los legisladores brasileños que están cada vez más insatisfechos con la transparencia que ofrecen los medios sociales en un momento en que muchos individuos están implicados en casos de corrupción.
Antes del bloqueo de WhatsApp, el Congreso del país estaba discutiendo numerosas leyes nuevas, una de las cuales les otorgaba a los jueces la facultad de cerrar cualquier sitio web de inmediato. Por el gran enojo de la gente en relación con la prohibición de WhatsApp, los legisladores incluyeron una cláusula en el proyecto de ley que exime a los servicios de mensajería.
Si bien el proyecto de ley promete beneficiar a Facebook, Lemos cree que podría tener efectos catastróficos sobre el resto de la industria, convirtiendo la Internet de Brasil –que era libre y abierta– en un desastre de censura y restricciones arbitrarias. "La finalidad original de la ley sigue ahí", declaró. "Si se aprueba, una gran cantidad de países autoritarios sentirán gran envidia por el sistema brasileño".