RECLAMAN A SUS CLIENTES QUE ESTÉN AL D A CON EL FISCO EN EE.UU.

Bancos suizos amenazan con congelar cuentas de estadounidenses

Varios bancos suizos amenazaron con congelar las cuentas de clientes estadounidenses, a menos que éstos demuestren que están al día con el pago de sus impuestos, o que han tomado medidas para estarlo. Esto sucede en un momento en que las entidades bancarias de Suiza se apuran por resolver la disputa por evasión fiscal que mantienen con Estados Unidos.
Estas amenazas tienen lugar antes de la fecha límite, a fines de julio, fijada para los bancos en el marco de un programa creado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos el año pasado que apunta a detectar qué clientes norteamericanos cumplen con los requisitos fiscales de Estados Unidos.
La validez de esta estrategia aplicada por los bancos divide a los expertos en cuestiones legales. Los bancos suizos están tratando de forzar a los clientes a hacer algo que no están contractualmente obligados a hacer; y si las entidades bloquean las cuentas, están cometiendo un acto de coacción que les puede generar problemas de acuerdo a las leyes penales, contractuales y regulatorias vigentes en Suiza, aseguró un abogado.
Otro letrado suizo señaló: Es legalmente defendible en situaciones donde los clientes han mentido a los bancos sobre su estatus en Estados Unidos. En otras situaciones, donde el banco supo todo el tiempo que el cliente era un ciudadano estadounidense, es más problemático.
Estados Unidos viene tomando medidas drásticas contra los bancos que podrían haber ayudado a ciudadanos norteamericanos a evitar sus responsabilidades financieras.
En 2009, UBS pagó una multa por u$s 780 millones después de admitir que ayudó a miles de clientes a evadir impuestos. Credit Suisse en mayo fue obligado por los reguladores norteamericanos a abonar una multa de u$s 2.600 millones después de que el banco se declaró culpable de haber conspirado para asesorar a sus clientes sobre evasión fiscal.
Cerca de una docena de otros bancos, entre ellos Julius Baer y Zürcher Kantonalbank, hace tiempo que están siendo investigados.
El programa del Departamento de Justicia norteamericano está diseñado para permitir al resto del sector bancario suizo, compuesto por 300 bancos, purgar cualquier pecado anterior, entregando información sobre sus actividades con clientes estadounidenses; y en los casos donde dichas personas no han declarado sus cuentas, pagando fuertes multas.
Más de 100 instituciones financiera suizas se registraron para participar del programa. Tenían hasta fines de junio para brindar información a Estados Unidos sobre la escala de sus actividades con sus clientes estadounidenses y aportar datos que ayuden al gobierno norteamericano en sus esfuerzos por tomar represalias contra los evasores de impuestos.