Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Autos no pasan la prueba de rendimiento de combustible

Autos no pasan la prueba de rendimiento de combustible

Ambientalistas señalaron que lo que sostienen las automotrices sobre el consumo de combustible de los vehículos vendidos en la Unión Europea es cada vez más engañoso. Señalan que hay una brecha creciente entre el rendimiento real en las rutas y en pruebas oficiales.

Según el informe de Transport & Environment, los autos vendidos en la UE el año pasado consumieron 42% más de combustible en promedio en condiciones reales de conducción, en comparación con pruebas oficiales de laboratorio.

Esto puede compararse con las cifras que muestran que los autos vendidos en 2012 consumieron 28% más de combustible en carretera que durante las pruebas realizadas por los reguladores.

El informe analizó 16 marcas. La mayor brecha entre el consumo de combustible en carretera frente a las pruebas oficiales se registró en Mercedes-Benz, Audi y Smart. A varios otros fabricantes de automóviles no les fue mucho mejor. Daimler, padre de Mercedes y Smart, y Audi, propiedad de Volkswagen, dijeron que cumplían con los requisitos legales pertinentes.

Además de plantear cuestiones sobre si los compradores de automóviles estaban siendo engañados, Transport & Environment también puso de relieve cómo el rendimiento del combustible en el mundo real se tradujo en mayores emisiones de dióxido de carbono en comparación con las registradas en las pruebas oficiales.
Las conclusiones del grupo señalaron algunas de las deficiencias en el régimen de pruebas de la UE para las emisiones de vehículos, tema que se puso de relieve durante el escándalo VW el año pasado.

Según el informe de Transport & Environment, "la diferencia entre la economía de combustible medida en pruebas de laboratorio y la alcanzada por el conductor promedio del mismo vehículo se está agrandando a un ritmo asombroso". "La principal causa es que los fabricantes de automóviles manipulan las pruebas de emisiones poco exigentes y mal establecidas, y la elección de adaptar la tecnología para mejorar la eficiencia del vehículo que funciona mucho mejor en las pruebas que en la calle".

Los fabricantes sabían los parámetros utilizados en las pruebas de laboratorio, incluyendo el patrón de conducción, por lo que podían ajustar sus sistemas de economía de combustible para lograr un desempeño más eficaz en estas condiciones.

El informe se basa en datos recopilados por el Consejo Internacional de Transporte Limpio, una empresa de investigación que comparó las emisiones de laboratorio y de carretera de más de 1 millón de vehículos en toda la UE.

Los autos Mercedes consumieron 54% más de combustible en promedio en carretera el año pasado que lo que decían los folletos de ventas. Audi y Smart consumieron 49% más de combustible.
Daimler dijo que "siempre habrá diferencias" entre el monitoreo de laboratorio y la conducción en el mundo real. "Nuestros vehículos están certificados y aprobados conforme a las regulaciones pertinentes", agregó.

Audi declaró que siguió "las reglas y solo utiliza medidas y configuraciones legales permitidas".

Más notas de tu interés

Comentarios1
Luis Delfino
Luis Delfino 22/12/2016 09:25:30

Que las pruebas de consumo se hacen en condiciones ideales, ruta plana, sin viento, sin carga (solo conductor), velocidad constante baja ( 80 o 90 km/ hora) situación improbable en uso normal C8