Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Aumentan ventas de granos desde los Estados Unidos

Aumentan ventas de granos desde los Estados Unidos

Después de varios años de verse eclipsado por los creciente rivales exportadores, Estados Unidos está a punto de volver. Los agricultores del país esperan cosechas abundantes en maíz y soja en un momento en que la solidez del dólar está mermando contra las monedas del mercado emergente y la oferta sudamericana está a punto de disminuir.

"Creemos que Estados Unidos tendrá un papel protagónico en las exportaciones de la segunda mitad del año", dijo esta semana pasada Juan Luiciano, CEO de Archer Daniels Midland, comercializadora de materias primas agrícolas con sede en Chicago.

Las exportaciones norteamericanas de maíz y soja probablemente reciban varios vientos de cola.
Primero, el dólar se ha debilitado. Como la mayoría de los commodities se comercializan en dólares, la solidez de la moneda norteamericana durante los últimos años restó competitividad a las exportaciones estadounidenses y el país perdió participación de mercado frente a Brasil, Argentina y el Mar Negro.

Sin embargo, el reciente retroceso del dólar hizo que disminuyan los retornos para los agricultores no norteamericanos en el exterior, especialmente Brasil, por lo que tienen menos incentivo para exportar.
Segundo, el clima adverso en Argentina y Brasil afectó sus cosechas. En Argentina, la inundación dañó la producción de soja, mientras que las sequías en Brasil redujeron la de maíz.
Michael Cordonnier, presidente de la consultora Soybean & Corn Advisor en Chicago, señaló: "La situación del maíz en Brasil es extremadamente tensa y va a empeorar".

Los analistas gradualmente han reducido sus estimaciones sobre la cosecha de maíz en Brasil para 2016, y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos bajó sus proyecciones a 70 millones de toneladas, la más baja en cinco años y casi 20% inferior a los 85 millones del año pasado.

Si bien el precio del maíz en Chicago cayó a mínimos de 22 meses debido a la cosecha abundante, la cotización del maíz brasileño se mantuvo elevada porque la industria local alimenticia y el sector de alimentos para animales consumen el grano.

Soren Shroder, CEO de la comercializadora agrícola Bunge, dijo a los analistas que "al menos durante los próximos seis meses, Estados Unidos es la única alterativa en maíz. Sudamérica está agotada".
Tercero, la incertidumbre en Argentina por la política fiscal para las exportaciones y la continua debilidad económica lleva a los agricultores a retener producción.

Cuando el gobierno del presidente Mauricio Macri asumió el año pasado, eliminó las retenciones a la mayoría de las materias primas agrícolas, pero sólo las redujo en el caso de la soja, aceite de soja y harina de soja. Sin embargo, prometió seguir bajándolas hasta eliminarlas. El mes pasado el ministro de Agricultura anunció otro recorte de retenciones, si bien todavía no se sabe cuándo lo hará. Como resultado, los agricultores están reteniendo su soja y demorando las ventas a procesadores y exportadores.

"Esa es una de las razones por las que somos tan optimistas con la temporada de exportaciones norteamericanas", dijo Schroder. También sienten ese optimismo los agricultores estadounidenses. Una encuesta mensual a 400 productores, principalmente de regiones clave, mostró que el ánimo subió en julio a 112, comparado con 104 en junio y 97 en mayo, pese a los precios bajos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar