Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Argentina se prepara para su regreso al mercado tras 15 años

El gobierno planea para las próximas semanas la colocación más grande y anticipada de deuda de un mercado emergente en lo que va del año. Anticipan que será un éxito

El presidente norteamericano Obama baila tango en Argentina

El presidente norteamericano Obama baila tango en Argentina

La imagen del presidente estadounidense Barack Obama bailando tango con una bailarina argentina durante su gira por Latinoamérica se viralizó justo en el momento correcto para los mercados emergentes.

Argentina planea para las próximas semanas la colocación más grande y anticipada de deuda del mercado emergente en lo que va del año; y las fotos del mandatario norteamericano en Buenos Aires ayudarán a vender la historia sobre un país que está reanudando su relación con los mercados de capitales internacionales después de 15 años a la intemperie.

¿Quién compraría bonos emitidos por un defaulteador serial que tiene un considerable déficit presupuestario y está preocupado por su agobiante inflación? Aparentemente, todos.

Después de un movido comienzo de año, los mercados están en modo "risk on" (es decir que los inversores están dispuestos a invertir en instrumentos de mayor riesgo), lo que hace que las advertencias de que los inversores globales están perdiendo interés en las economías en desarrollo –como resultado del fortalecimiento del dólar estadounidense, la caída de los precios del petróleo y la desacelaración de China– son prematuras.

Desde principios de marzo, el Índice de Mercados Emergentes MSCI subió 9,8%, comparado con el alza de 5,2% del Índice Mundial MSCI, si bien la prima exigida por los inversores para retener los bonos del mercado emergente por sobre deuda supuestamente más segura se ha reducido.

En total, el Institute of International Finance, que tiene sede en Washington, calcula que los inversores extranjeros volcaron cerca de u$s 37.000 millones en la compra de acciones y bonos del mundo en desarrollo este mes, la suma más elevada en casi dos años.

No interesa que Argentina haya caído en cesación de pagos ocho veces desde su Independencia; el nuevo gobierno pro mercado del país se aseguró un acuerdo con los acreedores holdouts y los mercados emergentes están subiendo. El índice de referencia de acciones trepó más de 10% este año, mientras al mismo tiempo se elevaron los precios de los bonos vigentes. No ha habido en todo el año una mayor oportunidad de que sea un éxito una venta de bonos en los mercados emergentes.

Pero hay una trampa. Pimco, la administradora de bonos más grande del mundo, circunscribe la recuperación de los mercados emergentes a tres C: China, commodities y bancos centrales. Mientras los mercados se liberan de la calma de Semana Santa, los inversores se concentran en la próxima suba de tasas en Estados Unidos.

Los mercados emergentes quizás hayan dado un suspiro de alivio ayer, cuando la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen presentó sus argumentos a favor de una lenta suba de tasas, pero si ella cambia de padecer, la recuperación –y las esperanzas de Argentina de tener una fácil colocación de deuda– podría llegar a un abrupto fin. Las atractivas fotos de Obama no pueden competir con las señales de Yellen.

Traducción: Mariana Inés Oriolo