U$D

LUNES 17/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Al sector bancario le preocupa el ingreso de las tecnológicas

Los bancos enfrentan creciente competencia de los grandes grupos de tecnología de EE.UU. y China. Están en desventaja porque la regulación no es la misma para ambos

Al sector bancario le preocupa el ingreso de las tecnológicas

El ingreso de las Big Tech las grandes compañías tecnológicas al sector bancario amenaza la estabilidad financiera y los mayores grupos tecnológicos de Estados Unidos y China deberían regirse por parte de la misma regulación que los grandes bancos, según los principales directivos de entidades europeas.

La implementación en Europa este año de la iniciativa open banking (acceso a datos bancarios mediante interfaces de programación de aplicaciones) preocupa a los altos ejecutivos porque creen que los grupos tecnológicos van a escoger las mejores partes de sus negocios.

Francisco González, presidente ejecutivo del banco español BBVA, advirtió que grupos como Facebook y Amazon en EE.UU. y Alibaba y Tencent en China "reemplazarán a muchos bancos". Hizo un llamamiento a un organismo mundial como el G20 para que tome medidas, diciendo que "las autoridades deben poner orden a este cambio masivo" que podría "crear riesgos para la estabilidad financiera".

Los bancos enfrentan una creciente competencia de los grandes grupos tecnológicos y estarán en desventaja mientras la regulación sea despareja para ambos sectores, dijo González, y añadió: "Si necesito capital para prestar, entonces tengamos las mismas reglas para todos, para los gigantes de Internet también".

Después de incursionar en el área de servicios financieros durante años, los grandes grupos tecnológicos están profundizando su actividad en el sector. Amazon ofrece servicios de pago y préstamos a comerciantes en su plataforma, mientras que Facebook recientemente obtuvo una licencia como entidad de dinero electrónico en Irlanda. Alibaba y Tencent se convirtieron en operadores dominantes de la industria de pagos china, que mueve de u$s 5,5 billones.

Ralph Hamers, CEO del banco holandés ING, aseguró que la nueva regulación europea de open banking abrió las puertas del mercado a las grandes compañías tecnológicas. "Ésa es una amenaza para los bancos, porque tienen mucho más dinero para quemar", le dijo a FT.

"Si obtienen estos datos, ya cierran el círculo porque actualmente no tienen datos transaccionales sobre lo que la gente compra", agregó. "Como sociedad, deberíamos pensar en esa concentración de poder".

Ultimamente las grandes compañías tecnológicas han recibido una serie de críticas por varias cuestiones como haber permitido la intromisión rusa en las elecciones, eludir impuestos, mantener un comportamiento anticompetitivo y publicar contenido extremista.

"Claramente hay un humor que dice que estos grupos tienen que asumir una mayor responsabilidad por su contenido, servicios y por los datos que tienen sobre las personas", afirmó a FT Bruce Carnegie-Brown, presidente del mercado de seguros británico Lloyds of London. "Creo que hemos alcanzado un punto de inflexión, ya sea con Amazon o Facebook, con la ciberseguridad o la protección de datos. Deberíamos analizarlos a nivel internacional", dijo Carnegie-Brown.

González aseguró: "Actualmente, los bancos son responsables de todo lo que sucede dentro de los bancos. Ese mismo nivel de responsabilidad debe aplicárseles a las plataformas que despliegan los gigantes de Internet, y para eso necesitamos una arquitectura legal diferente".

Google, Amazon y Microsoft alojan una porción cada vez mayor de los datos financieros mundiales en sus divisiones de computación en la nube. A medida que los bancos buscan automatizar más operaciones usando inteligencia artificial (IA), se volverán aún más dependientes de los grandes grupos tecnológicos.

"Los proveedores de servicios de IA serán las grandes compañías de plataformas Google, Amazon y Alibaba, entonces ¿habrá riesgo sistémico en torno a esas compañías?", preguntó Richard Lumb, jefe de servicios financieros de Accenture, la consultoría.

Traducción: MARIANA INÉS ORIOLO

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés