Coronavirus: por qué es un error depender de una sola vacuna para frenar la pandemia

Para Emer Cooke, la directora de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) depender demasiado de un solo disparo puede ser contraproducente.

Los gobiernos deberían trabajar con una mezcla de diferentes vacunas contra el coronavirus para tener la mejor oportunidad de acabar con la pandemia, dijo la jefa del regulador europeo de medicamentos, advirtiendo que depender demasiado de una sola inyección o tipo de vacuna podría ser contraproducente.

"Vamos a necesitar una cartera de vacunas -una cosa que hemos aprendido de esta pandemia es que una vez que empiezas a hacer predicciones, siempre pasa algo más", dijo Emer Cooke, directora ejecutiva de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus silgas en inglés), al Financial Times. "Podés tener un problema de producción, algo más puede ir mal, el mejor enfoque es un enfoque de cartera".

Coronavirus: el tratamiento que ayuda a salvar vidas de los enfermos

Los comentarios de Cooke se producen en un momento en que muchos países de altos ingresos se han alejado de las vacunas con vectores adenovirales desarrolladas por Oxford/AstraZeneca y Johnson & Johnson, después de que se observara una relación entre la vacunación y un raro tipo de coágulo sanguíneo. En cambio, varios países, entre ellos la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, prefieren las innovadoras vacunas de ARNm desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna. El mes pasado, la UE firmó un acuerdo para adquirir otros 1800 millones de dosis de la vacuna de Pfizer para 2022 y 2023.

Cooke, farmacéutica irlandesa y veterana de la EMA, que regresó al organismo el pasado noviembre tras cuatro años en la Organización Mundial de la Salud, describió unos ocho meses difíciles para el regulador.

AstraZeneca, Pfizer y Moderna fueron las primeras pero cómo es la segunda generación de vacunas que quiere quedarse con el mercado

Con el mundo desesperado por encontrar una salida a la pandemia, la agencia se enfrentó a "mucha presión" el año pasado para acelerar la aprobación de las vacunas contra el Covid-19 que habían acelerado los ensayos en un tiempo récord.

"Ves que los resultados llegan, que parecen buenos, y la gente quiere saber si eso es realmente cierto, si no lo es", dijo. "Ser capaz de validar la información, de evaluar realmente la información científica en lo que fue el plazo más rápido que lo hemos hecho, crea su propia presión".

El medicamento contra el Alzheimer de los u$s 56.000

Pero insistió en que la EMA ha mantenido su independencia en todo momento: "La función reguladora es una función científica independiente, tiene que estar separada de los procesos políticos, de lo contrario no podría irme a la cama por la noche".

La carrera por vacunar a la gente también significó que algunos de los productores de vacunas fueran nuevos actores con menos experiencia en el trato con los reguladores. "Todas las empresas tienen sus puntos buenos y malos. Algunas están más acostumbradas que otras a tratar con la EMA y eso marca la diferencia", dijo.

Suba de contagios y muertes, recesión y falta de vacunas: el combo que sacude la Argentina

No quiso pronunciarse sobre si los gobiernos europeos fueron demasiado rápidos o lentos a la hora de reaccionar ante el problema de los coágulos sanguíneos que se asoció por primera vez a los receptores más jóvenes de la vacuna de AstraZeneca. El papel de la EMA es comprender y evaluar los riesgos, subrayó, mientras que el uso de las vacunas a nivel local es una decisión de cada Estado miembro.

Cooke añadió que la agencia sigue estudiando la vacuna de AstraZeneca para determinar si debe actualizar sus orientaciones sobre quién debe recibir la inyección, y se esperan más resultados en septiembre. El consejo actual de la EMA es que los beneficios de la vacuna superan sus riesgos en todos los grupos de edad adulta, pero muchos países ya han restringido su uso sólo a los pacientes mayores.

Alemanes descubren porqué algunas vacunas causan trombosis ¿cuál es la solución?

"Cuando estas cosas son realmente raras, el problema es que no hay nada que pueda decir inmediatamente que 'si tienes esta [condición o problema subyacente], evita una vacuna u otra'", dijo. "No estamos en esa fase; me encantaría estar ahí".

Cooke se ha opuesto firmemente a cualquier sugerencia de que el escrutinio adicional de la EMA sobre la vacuna de AstraZeneca estuviera motivado políticamente, sobre todo después de una pelea a principios de año entre Londres y Bruselas sobre el suministro de la vacuna. "Es fácil criticar a la EMA porque no tenemos rostro", dijo. "Es mucho más fácil criticar algo que no conocés que algo que sí conocés".

Laboratorios, de héroes de las vacunas a villanos de las patentes

La colaboración con los organismos reguladores internacionales, entre ellos la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, ha sido positiva, dijo, también en el asunto del coágulo de sangre, que, según subrayó, se dio a conocer por primera vez en Europa.

Cooke no quiso decir si apoyaba la liberación de patentes de las vacunas contra el coronavirus, respaldada por EE.UU. pero a la que se opone la UE, y se limitó a decir que deseaba que hubiera mucha más producción de vacunas en los países en desarrollo.

"La fabricación no es fácil", dijo. "La gente subestima la cantidad de tiempo y esfuerzo que supone poner en marcha un centro de producción de vacunas y que funcione según las normas internacionales".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios