Descubren que funciona bien como tercera dosis de refuerzo la vacuna de AstraZeneca

La reacción de los anticuerpos a la dosis de refuerzo habría sido "increíble" y lo suficientemente fuerte como para "superar casi cualquier variante".

Un estudio determinó que la vacuna Covid-19 de Oxford/AstraZeneca funciona bien como tercera dosis de refuerzo.

Una investigación realizada en la Universidad de Oxford demostró que una tercera dosis aumenta los anticuerpos contra la proteína espicular del coronavirus, según personas allegadas al estudio.

Algunos científicos temían que el uso repetido de una vacuna de vector de adenovirus -virus del resfrío inactivo- pudiera impedir que el sistema inmunitario reconociera la proteína espicular del virus.

Combinar distintas vacunas aumenta los efectos secundarios, según un estudio de Oxford

El estudio descubrió que el sistema inmunitario de los participantes del estudio sí reaccionó al adenovirus utilizado para introducir la proteína, pero tuvo una reacción mucho más significativa a la proteína, según una de los allegados.

Otra persona cercana a los resultados del ensayo describió la reacción de los anticuerpos a la dosis de refuerzo como "increíble" y lo suficientemente fuerte como para "superar casi cualquier variante".

"Acaba con todos los argumentos de que no se pueden utilizar adenovirus más de una vez", dijeron.

El estudio fortalece el argumento de que se puede utilizar la vacuna de AstraZeneca como refuerzo si la inmunidad de los participantes comienza a disminuir con el tiempo, o como ayuda para que el organismo combata nuevas variantes del virus del Covid-19. Oxford y AstraZeneca no hicieron comentarios. No se sabe cuándo tienen previsto publicar los datos.

Otra persona familiarizada con el estudio dijo que el mismo demuestra que retrasar la tercera dosis genera una respuesta de "anticuerpos muy alta".

"Es un poco sorprendente, porque se siguen concentrando demasiado en el virus portador contra el que se obtienen respuestas inmunitarias. Estos datos muestran que hay que dejar de preocuparse por eso", dijo la persona.

AstraZeneca, que no se dedicaba al negocio de las vacunas antes de asociarse con Oxford para elaborar una inyección contra el Covid-19, podría vender la vacuna como dosis de refuerzo en un mercado anual que, según estimaciones de los analistas del año pasado, podría valer u$s 10.000 millones.

Sus rivales, como BioNTech/Pfizer y Moderna, ya están recibiendo pedidos anticipados de sus vacunas para 2022.

Covid: los avances en vacunas contrastan con la frustrante lentitud para dar con los antivirales

La farmacéutica anglosueca acordó que venderá la vacuna sin ánimo de lucro durante la pandemia, pero puede generar ganancias con las ventas que realice en países desarrollados una vez finalizada.

La compañía aún no ha definido su plan comercial para el producto, cuya reputación se vio golpeada hace poco debido a la aparición de efectos secundarios poco frecuentes, pero a veces mortales.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios