EL PRIMER MINISTRO TRUDEAU SE MUESTRA DURO EN LAS NEGOCIACIONES Y DESORIENTA A EE.UU.

Trump aumenta la presión sobre Canadá para un acuerdo comercial

Los negociadores estadounidenses se sienten frustrados ante la actitud desafiante de Ottawa, que prefiere que no haya arreglo a firmar uno malo

Donald Trump y sus aliados en el congreso aumentaron la presión sobre Canadá para que acceda a las demandas de EE.UU. en las negociaciones comerciales del NAFTA, en medio de crecientes preocupaciones de que Justin Trudeau, el primer ministro canadiense, está listo para retirarse sin llegar a un acuerdo.

Después de la escalada en la guerra comercial de EE.UU. con China esta semana, Trump intenta rescatar sus esfuerzos para renovar el comercio en América del Norte. En agosto, alcanzó un acuerdo bilateral con México para renovar el NAFTA, el pacto de 1994 que criticó tan duramente durante su campaña electoral de 2016 y desde que ocupó el cargo en la Casa Blanca, pero no ha logrado alcanzar un acuerdo similar con Canadá.

El miércoles tuvo lugar una sesión clave de negociación entre Chrystia Freeland, ministra de relaciones exteriores de Canadá, y Robert Lighthizer, representante comercial de EE.UU., después de casi un mes de conversaciones bilaterales directas que no resultaron en ningún avance. EE.UU. y Canadá tienen desavenencias sobre el acceso al mercado lácteo protegido de Canadá, la insistencia estadounidense en eliminar un mecanismo de solución de controversias en el pacto original y la petición de excepciones culturales por parte de Ottawa en el sector de los medios.

La actitud desafiante de Ottawa desconcierta a la administración Trump. "Amamos al pueblo de Canadá, pero están en una posición que no es buena para Canadá", dijo el mandatario estadounidense.

Previamente, Steve Scalise, un republicano de Luisiana y líder partidario de la mayoría de la Cámara de Representantes, hizo una declaración beligerante atacando a Ottawa, diciendo que había una creciente "frustración" ante la postura negociadora canadiense. "México negoció de buena fe y de forma oportuna, y si Canadá no coopera en las negociaciones, el Congreso considerará opciones sobre cuál es la mejor manera de avanzar y defender a los trabajadores estadounidenses".

Christopher Sands, profesor de estudios canadienses de la Universidad Johns Hopkins, tenía la esperanza de que se pudiera alcanzar un acuerdo, pero dijo que la "psicología del resultado final" estaba consumiendo las negociaciones.

"Canadá está enviando señales claras de que preferiría no llegar a ningún acuerdo y de que podría considerar otras opciones", dijo Sands, "para darle al gobierno la apariencia de que no está cediendo y proporcionarle cierto margen de maniobra". La administración Trump trata de crear presión en los temas donde la única opción de Canadá sería aceptar los términos clave".

Parte del drama en las negociaciones se relaciona con el hecho de que EE.UU. quierede imponer la fecha límite del 30 de septiembre para lograr un acuerdo, para que un acuerdo trilateral, el cual incluiría a México, pueda presentarse al congreso y sea firmado por los tres mandatarios antes de que Enrique Peña Nieto, el presidente mexicano, le traspase el poder a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador, a principios de diciembre.

Sin embargo, Canadá no reconoce la urgencia de este plazo, y alega que sólo llegará a un acuerdo cuando esté lista para hacerlo. Las elecciones del 1º de octubre en Quebec, donde el gobernante partido Liberal está luchando por mantener el control del gobierno provincial, también le dificultan a Trudeau suavizar su postura.

Los republicanos en el congreso distan mucho de mantener una posición común de crítica a la postura de Canadá en las conversaciones del NAFTA. De hecho, muchos republicanos que favorecen el libre comercio le pidieron a la administración Trump que haga todo lo posible para llevar a Ottawa a la mesa de negociaciones, y amenazaron con obstaculizar el acuerdo con México si Canadá no se incluye.

"Sería inaceptable echar a un lado a Canadá, nuestro mercado de exportación más grande del mundo", dijeron Business Roundtable, la Cámara de Comercio de EE.UU. y la Asociación Nacional de Fabricantes en una carta a Lighthizer esta semana.

Tags relacionados