Premier League

El dueño de Manchester City recauda u$s 650 millones en uno de los acuerdos de deuda más grandes de la historia del fútbol

Más dinero para financiar la expansión del City Football Group, controlado por Abu Dhabi

La empresa matriz del Manchester City ha obtenido u$s 650 millones en uno de los mayores acuerdos de deuda de la historia del fútbol, con el fin de aumentar la inversión en su red internacional de clubes de fútbol.

City Football Group (CFG), el holding controlado por Abu Dhabi que posee al campeón de la Premier League inglesa junto a clubes de Estados Unidos, Australia e India, acaba de obtener el préstamo, que vencerá en julio de 2028, según varias personas familiarizadas con la operación.

El acuerdo de endeudamiento supera el acuerdo de refinanciación de deuda de 525 millones de euros [u$s 619,7 millones] entre Goldman Sachs y el FC Barcelona de España acordado en junio, y es aproximadamente el nivel del Tottenham Hotspur de Inglaterra, que pidió un préstamo de 637 millones de libras [u$s 798,6 millones al cambio de la época] en 2019 a varios bancos para construir su nuevo estadio.

Eurocopa 2020: la mecanización del juego bonito' y la pérdida del arte en el fútbol 

El CFG tiene la intención de utilizar el dinero para financiar proyectos de infraestructura, como un nuevo estadio para su franquicia de la Major League Soccer, el New York City FC, que se ha discutido por años, pero todavía requiere la aprobación de las autoridades locales.

Sin embargo, el grupo ha demostrado su deseo de crecer rápidamente, ya que en la última década ha adquirido la propiedad total o acciones minoritarias de 10 clubes de todo el mundo.

El préstamo a siete años fue suscrito por Barclays, mientras que HSBC y KKR Capital Markets ayudaron a organizar y distribuir la deuda, según personas familiarizadas con la operación.

Por otra parte, CFG también ha organizado una línea de crédito renovable por valor de 100 millones de libras esterlinas [u$s 137,7 millones] con los mismos proveedores de financiación, aunque una persona cercana al grupo dijo que no tenía intención inmediata de recurrir a la línea.

CFG no quiso hacer comentarios. Personas cercanas a la operación dijeron que sus ejecutivos habían optado por obtener deuda, creyendo que era una ruta más barata para obtener efectivo que vender más capital.

Hace dos años, CFG vendió una participación del 10% a la empresa estadounidense de capital riesgo Silver Lake Partners por u$s 500 millones, lo que valoró al grupo en u$s 4800 millones, una valoración récord para un grupo deportivo. Otro 12% es propiedad de China Media Capital, un grupo de capital riesgo.

El dilema inglés de la Eurocopa: quieren ganar la final pero temen que los festejos exploten los casos de coronavirus

El propietario mayoritario es el jeque Mansour bin Zayed al-Nahyan, multimillonario miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi, que compró el Manchester City en 2008.

Se calcula que ha gastado 1000 millones de libras [u$s 1337 millones] en transformar el club, que pasó de ser un equipo modesto a uno de los más exitosos del fútbol inglés.

Los críticos han sugerido que este gasto ha distorsionado la competencia en Inglaterra y Europa, mientras que los activistas de derechos humanos dicen que forma parte de un proyecto de "lavado deportivo" diseñado para limpiar la imagen global de los Emiratos Árabes Unidos. El hermano del jeque Mansour es el jeque Khalifa bin Zayed al-Nahyan, el gobernante de facto de la nación del Golfo.

El nuevo acuerdo de deuda vincula estrechamente al grupo con las instituciones financieras occidentales. Un año después de que Silver Lake invirtiera en CFG, consiguió u$s 2000 millones de Mubadala, el fondo soberano de Abu Dhabi dirigido por Khaldoon al-Mubarak, que también preside el Manchester City.

El dinero ayudará a apuntalar el deficitario grupo, cuyas finanzas se han visto muy afectadas por la pandemia.

Los ingresos anuales de CFG se redujeron a 544 millones de libras [u$s 669 millones] en el ejercicio cerrado en junio de 2020, lo que supone un descenso de casi el 14% interanual debido a la pérdida de ingresos por entradas y emisiones. La pérdida neta anual del grupo se amplió a 205 millones de libras [u$s 252 millones], frente a los 84 millones [u$s 105 millones] de la temporada anterior.

Los ingresos del Manchester City cayeron a 478 millones de libras [u$s 658 millones] en la temporada 2019-2020, frente a los 535 millones [u$s 674 millones] del año anterior. El club pasó a una pérdida neta de 126 millones de libras [u$s 126 millones] desde un beneficio neto de 10 millones [u$s 12,6 millones]. Anteriormente había sido el único club con beneficios dentro de la red global de CFG.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios