Nuevo round entre China y los gigantes de Internet: el país endurece las leyes de competencia

Las acciones de las grandes empresas tecnológicas del país caen a medida que se intensifica la campaña sobre el sector.

China prohibirá a sus plataformas de Internet una amplia gama de comportamientos que se consideran perjudiciales para la competencia en el mercado, a medida que se intensifican las medidas de Beijing en el sector.

La Administración Estatal para la Regulación del Mercado (SAMR, por sus siglas en inglés), el organismo antimonopolio de China, publicó hoy un proyecto de normas que prohíben la competencia desleal entre las empresas de Internet y que podría entrar en vigor este año.

Las acciones de los grupos chinos de ecommerce e Internet JD.com, Alibaba y Tencent cerraron con una caída de 5,2%, 4,8% y 4,1%, respectivamente, en la negociación de Hong Kong.

Cómo podrían perder su liderazgo los gigantes tecnológicos estadounidenses

El regulador del mercado chino ha exigido la "autorrectificación" de docenas de empresas de Internet, incluida la app de viajes Didi Chuxing, que se ha convertido en un objetivo particular de escrutinio tras su Oferta Pública Inicial de u$s 4400 millones en Nueva York en junio.

La SAMR también multó a Alibaba, el grupo de comercio electrónico, con una cifra récord de u$s 2800 millones en abril por abusar de su dominio del mercado.

Las medidas de represión han restado miles de millones de dólares de valor de mercado a las principales empresas tecnológicas de China.

China vs. empresas tecnológicas: cómo es la batalla por los datos y quiénes serían los próximos blancos

Angela Zhang, experta en legislación antimonopolio china de la Universidad de Hong Kong, dijo que las medidas se centrarían en prácticas como la publicidad falsa, las reseñas fraudulentas en línea, la competencia desleal, los problemas de interoperabilidad, la protección de datos y la privacidad de los consumidores.

Li Chengdong, fundador de Dolphin, un grupo de expertos en tecnología con sede en Beijing, dijo que las normas de la SAMR tomarían medidas contra las grandes plataformas "que utilizan su condición de monopolio para reprimir a las pequeñas y medianas empresas".

El anuncio marcó una expansión de la campaña de regulación a todo el sector, dijo, mientras que Alibaba y Meituan, las mayores plataformas de entrega de alimentos de China, eran "todavía las que tenían problemas más graves".

China y la represión imprudente contra las empresas que podría terminar costándole caro

El Partido Comunista chino ha hecho de la regulación antimonopolio el centro de una amplia campaña para limitar el comportamiento de los grupos de Internet que considera perjudicial para la estabilidad social y la seguridad nacional.

Los analistas afirman que la campaña ha sido impulsada en parte por el enojo de los usuarios ante la percepción de explotación por parte de las poderosas empresas de Internet.

Los legisladores chinos tienen previsto revisar este año la legislación antimonopolio del país.

La gran cantidad de datos de los usuarios en manos de las empresas de Internet pasó a primer plano el mes pasado después de que la Administración del Ciberespacio de China, el organismo de vigilancia de la ciberseguridad, anunciara una investigación sobre Didi días después de su salida a bolsa.

La economía china da indicios de incertidumbre a pesar de la moderada recuperación

La larga lista de comportamientos y el inusual nivel de especificidad hacen que las normas publicadas el martes sean "extremadamente significativas" para abordar las prácticas empresariales que no gustan a los reguladores, dijo Kendra Schaefer, analista de tecnología de la consultora Trivium.

El proyecto de normas, que podría ser revisado tras un periodo de consulta, prohíbe a los grupos explotar los datos de los usuarios para conocer el comportamiento de los clientes e influir en ellos para que no elijan productos o servicios de la competencia.

También se prohibiría limitar el tráfico a otras plataformas mediante prácticas como el bloqueo de hipervínculos a los rivales.

Los comerciantes, así como las propias plataformas, también pueden ser multados por prácticas como transacciones falsas, clasificaciones o reseñas de usuarios, todas ellas habituales en China.

Las medidas incluyen descripciones detalladas de las métricas que determinarán si una empresa está ahogando la competencia, así como la opción de recurrir a la experiencia de terceros para los casos complicados. También se ha animado a los particulares y a las empresas a que denuncien a la SAMR los casos de competencia desleal.

"Es una lista muy larga de comportamientos, muchos de los cuales son desenfrenados", dijo Schaefer. "El descontento de los reguladores con algunas de estas cosas se ha señalado en el último año, pero esta es la última recopilación".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios