FINANCIAL TIMES

¿Nueva burbuja inmobiliaria global? Los precios de las casas, en su nivel más alto en 20 años

Según un análisis en 40 países de la OCDE. La bajas tasas de interés y el ahorro adicional han impulsado el mercado, reavivando el debate sobre la estabilidad financiera.

Tras la pandemia, el precio de la vivienda está subiendo en casi todas las grandes economías, lo que ha provocado el mayor repunte desde hace más de dos décadas y reavivado la preocupación de los economistas por las posibles amenazas a la estabilidad financiera.

Según un análisis del Financial Times, de 40 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo tres registraron caídas en el precio de la vivienda en términos reales en los tres primeros meses de este año, la menor proporción desde que se iniciaron los registros de datos en 2000.

Los analistas opinan que las tasas de interés en mínimos históricos, los ahorros acumulados durante el confinamiento y el deseo de disponer de más espacio como consecuencia del teletrabajo son los factores que están alimentando esta tendencia.

Estados Unidos: los banqueros centrales más experimentados quieren reformar los bonos del Tesoro

A corto plazo, el crecimiento de los precios de la vivienda puede ser "algo bueno para la economía, porque la gente que ya es propietaria de una casa se siente más rica y puede gastar más debido a la valoración de sus activos", aseguró Claudio Borio, jefe del departamento monetario y económico del Banco de Pagos Internacionales (BPI), el banco de los bancos centrales.

Sin embargo, en su opinión, si persiste esta tendencia, podría alcanzarse un boom insostenible que provoque un retroceso de la actividad, sobre todo si va acompañada de una fuerte expansión del crédito.

El aumento de los precios se recupera

El crecimiento anual de los precios de la vivienda en todo el grupo de naciones ricas de la OCDE alcanzó el 9,4% -su ritmo más rápido en 30 años- en el primer trimestre de 2021, como consecuencia de la recuperación de las economías de las graves recesiones provocadas por el coronavirus del año pasado.

Deniz Igan, jefe adjunto de la división de macro-finanzas del departamento de análisis del FMI, destacó el "fuerte crecimiento de los precios de la vivienda durante el pasado año en la mayor parte del hemisferio norte".

Los datos nacionales sugieren que la tendencia generalizada continuó en el segundo trimestre. En Estados Unidos, el precio de la vivienda subió en abril a su mayor ritmo anual en casi 30 años.

El fuerte crecimiento se concentró en Reino Unido, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Canadá y Turquía, entre otros.

Según Enrique Martínez-García, economista jefe del Banco de la Reserva Federal de Dallas, algunos países muestran signos de "burbuja inmobiliaria por los estímulos fiscales y monetarios durante la pandemia".

¿Por qué suben los precios?

Las "condiciones financieras acomodaticias", con las tasas de interés en mínimos históricos, han contribuido a impulsar los precios de la vivienda a un ritmo más rápido de lo habitual durante un periodo de débil actividad económica, manifestó Borio.

Además, los bajos costos de los préstamos hacen que la compra de viviendas sea más accesible que el alquiler y otras inversiones.

Grieta en la Reserva Federal: el banco central debate empezar con el tapering

Muchos hogares, sobre todo los que ya estaban en una mejor posición económica, han acumulado ahorros desde el comienzo de la pandemia, ya que los confinamientos limitaron el gasto.

"Gran parte de estos ingresos adicionales se han destinado al mercado de la vivienda", asegura Martínez-García.

Al mismo tiempo, muchas personas han optado por mudarse de casa, a menudo a propiedades más grandes en lugares más tranquilos, como consecuencia del confinamiento. La situación se ha visto "acentuada por la falta de oferta y el aumento de los precios de la construcción", opina Mathias Pleissner, economista de la agencia de calificación Scope Ratings.

¿Estamos ante una burbuja?

El precio medio de la vivienda en los países de la OCDE está creciendo más rápido que los ingresos, lo que hace que la vivienda sea menos accesible. También está aumentando más rápido que los alquileres.

Adam Slater, economista jefe de Oxford Economics, afirma que los inmuebles en las economías avanzadas están sobrevalorados en un 10% en comparación con las tendencias a largo plazo. Esto hace que este boom sea uno de los mayores desde 1900, aunque no es comparable al registrado antes de la crisis financiera.

Sin embargo, también señaló que algunos de los factores que impulsaron la subida de los precios eran temporales, como los incentivos fiscales de los gobiernos.

El crecimiento del crédito es más bajo que antes de la crisis financiera mundial, lo que sugiere "un menor riesgo de caída en comparación con, por ejemplo, 2006-2007", recordó Slater.

¿Más Estado y apuesta al consumo?: qué piensa hacer Lula da Silva con la economía brasileña 

El aumento de las hipotecas se ha visto impulsado en gran medida por personas con una sólida posición financiera, y en la mayoría de los países avanzados los hogares acumulan un menor endeudamiento que antes de la crisis financiera, lo que sugiere un menor riesgo de que la situación siga el mismo camino y haya una oleada de impagos, argumentó Igan en el FMI.

Un factor fundamental que hace que ahora la situación sea distinta a la de hace casi 15 años es los bancos centrales están ahora más atentos.

El Banco Central Europeo ha pedido a la agencia estadística de la Unión Europea que incluya los precios de la vivienda en su cálculo de la inflación.

Aditya Bhave, economista de Bank of America, asegura que los responsables políticos de todo el mundo son "ahora muy conscientes de los riesgos que entraña la política inmobiliaria". En su opinión, esto "reduce significativamente las posibilidades de un resultado adverso".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios