FTExclusivo Members

Lula bloquea el acuerdo Mercosur-UE para proteger la industria nacional de Brasil

El presidente se niega a firmar el acuerdo del Mercosur a menos que Bruselas retroceda en la cláusula de competencia exterior.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva se negó a firmar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) a menos que Bruselas flexibilice los requisitos para que Brasilia abra su industria manufacturera a la competencia extranjera.

Lula, quien se encuentra en Bruselas para tratar de acelerar el progreso de un acuerdo comercial entre Bruselas y el bloque Mercosur, dijo que quería cambiar las reglas que evitarían que los firmantes entreguen contratos gubernamentales a empresas nacionales sin un proceso competitivo que estaría abierto a empresas extranjeras.

Una propuesta que circuló entre los funcionarios brasileños, argentinos, uruguayos y paraguayos que están trabajando en el acuerdo permitiría, dijo Lula, que los gobiernos continúen otorgando contratos a empresas nacionales más pequeñas, como lo hace "todos los países del mundo", y respaldar una "política industrial soberana".

 Para Von der Leyen, el acuerdo Mercosur-UE está "al alcance de la mano": qué es lo que falta

La propuesta se presentará en Bruselas "dentro de dos o tres semanas", dijo Lula en conferencia de prensa, diciendo que creía que los funcionarios de la UE cederían a las demandas de los países latinoamericanos.

Los comentarios son un nuevo obstáculo para completar un proceso que ha estado plagado de demoras desde que se llegó a un acuerdo provisional en 2019, a pesar de que el presidente brasileño afirmó que "por primera vez" se sentía optimista con respecto a concluir las conversaciones antes de finales de este año.

Bruselas también irritó al cuarteto del Mercosur al enviar una carta en la que exigía que el grupo asumiera compromisos vinculantes para proteger la selva tropical y los derechos laborales. Lula reiteró sus objeciones a la misiva.

"La Amazonía es territorio soberano de Brasil. Tenemos un compromiso soberano de terminar con la deforestación", dijo. "La carta nos amenaza con sanciones y castigos si no cumplimos con ciertos requisitos".

Sin embargo, Valdis Dombrovskis, comisionado de comercio de la UE, dijo al Financial Times en una entrevista que el "instrumento de sostenibilidad" era necesario para brindar garantías a los Estados miembros, que deben ratificar el acuerdo, y a los grupos de la sociedad civil de que la destrucción de la selva tropical bajo el predecesor de Lula, Jair Bolsonaro, no volvería a ocurrir.

El comisionado de comercio también sugirió que era poco probable que la UE apoyara los intentos de Mercosur de relajar los requisitos de competencia, y advirtió contra la reapertura de un acuerdo que tomó más de 20 años para negociar.

Europa está llegando tarde a América latina

A pesar de las diferencias sobre el acuerdo comercial, Lula saludó la primera cumbre entre la UE y los líderes de América Latina y el Caribe en ocho años.

"Pocas veces he visto a países de la UE mostrar tanto interés en América latina", dijo. "Posiblemente se deba a la disputa entre Estados Unidos y China o tal vez a la inversión china en África y la región latinoamericana".

China ha superado a la UE como el mayor socio comercial de América latina después de EE.UU. y está invirtiendo en minas, infraestructura y otros proyectos. Lula dijo que si EE.UU. y la UE dan un paso atrás, habrá "otros países que quieren invertir".

Ursula von der Leyen: "Europa quiere lanzar una nueva asociación con Argentina"

Lula acogió el compromiso de la UE de proporcionar €45 mil millones en ayuda para el desarrollo para 2027, pero agregó que el bloque aún necesita contribuir a la promesa de u$s 100 mil millones, hecha en 2009 por los países desarrollados, para ayudar a los países más pobres a combatir el cambio climático.

Los mandatarios presentes coincidieron en condenar el embargo económico de EE.UU. contra Cuba.

Los funcionarios europeos dijeron que habían visto "una evolución" en la posición de Lula sobre Rusia. Un funcionario dijo que Europa estaba "teniendo éxito" en su intento de convencer a los líderes latinoamericanos "de que una alineación total de su lado con Rusia sería un gran error".

Sin embargo, Lula no pidió que Rusia se retirara de Ucrania y se negó a presentarlo como el agresor. "El mundo se está cansando de este conflicto", dijo, pero sólo terminaría cuando ninguna de las partes creyera que podía ganar.

Los líderes se han comprometido a reunirse una vez cada dos años, y la próxima cumbre se realizará en Colombia en 2025.

Temas relacionados
Más noticias de Acuerdo Mercosur-UE

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • RN

    Raul Nieto

    20/07/23

    Acuerdos comerciales siempre tendrán las tensiones que se expusieron. Esta nota donde el Presidente de Brasil se niega a marcar como una invasión genocida lo que realiza Rusia sobre Ucrania no es aceptable

    0
    0
    Responder