FT

Los inversores se deshacen de los dólares, convencidos de que las tasas llegaron a un techo

Los gestores de activos venden dólares al ritmo más rápido en un año, ya que el mercado prevé más recortes de tasas el año que viene.

Los inversores están vendiendo dólares al ritmo más rápido en un año a medida que aumentan sus apuestas de que la Reserva Federal de Estados Unidos ha terminado su agresiva campaña de subas de las tasas de interés y aplicará múltiples recortes el próximo año.

Los gestores de activos van camino a vender el 1,6% de sus posiciones abiertas en dólares este mes, la mayor salida mensual desde el pasado noviembre, según State Street, que custodia u$s 40.000 millones en activos. Según el banco, los gestores han realizado ventas "significativas" todos los días desde que el 3 de noviembre se publicaron unos datos de empleo en EE.UU. más débiles de lo esperado.

Los analistas advierten que las ventas de los gestores de activos podrían ser sólo el comienzo de una tendencia a largo plazo a reducir la exposición a los activos estadounidenses por parte de los inversores.

Por qué Warren Buffett prefiere el dinero en efectivo a las acciones

"Los flujos de las dos últimas semanas apuntan a un rápido replanteamiento de la demanda de dólares", afirmó Michael Metcalfe, responsable de estrategia macroeconómica de State Street, quien añadió que las recientes ventas marcan el desmantelamiento de una posición "inusualmente sobreponderada en dólares".

"Los inversores piensan: 'si realmente se van a producir recortes de tasas, entonces no necesito tener tantos dólares'".

Según State Street, en las dos últimas décadas sólo se han producido seis reducciones tan rápidas de las posiciones en dólares. La más reciente se produjo en noviembre del año pasado, cuando el índice dólar -una medida de su fortaleza frente a una canasta de seis divisas- se debilitó alrededor de un 10% a finales de enero.

Metcalfe añadió que, a pesar de la reciente corrección, los gestores de activos seguían sobreponderados en dólares frente a otras divisas, señal de que la debilidad del dólar podría tener más recorrido.

La divisa norteamericana disfrutó de una enorme carrera alcista el año pasado, impulsada por las subas de tasas de la Fed. A fines de septiembre, el índice dólar había subido hasta un 19%, proporcionando grandes beneficios a los macro hedge funds con posiciones alcistas, antes de debilitarse bruscamente en el cuarto trimestre.

Este año, subió más de un 7% entre julio y octubre, cuando los sólidos datos económicos elevaron los costos de los préstamos estadounidenses de referencia a máximos de 16 años y convencieron a los inversores de que las tasas seguirían subiendo durante más tiempo.

Olivier Blanchard alerta sobre las tasas, la inflación y una explosión de la deuda

Pero la situación ha vuelto a cambiar en las últimas semanas. La inflación estadounidense cayó más de lo esperado en octubre, hasta el 3,2%, lo que llevó a los inversores a descartar cualquier perspectiva de nuevas subas de tasas. La reciente debilidad ha dejado el índice dólar más o menos donde empezó este año, y los mercados de futuros valoran ahora en más de 0,5 puntos porcentuales los recortes de tasas de la Fed para septiembre del año que viene.

Geoff Yu, estratega de divisas de BNY Mellon, depositario de u$s 46.000 millones en activos, declaró que en los últimos 20 días los clientes de la compañía "han estado vendiendo dólares al ritmo más rápido del año", con preferencia por el yen japonés, el dólar canadiense y una serie de divisas latinoamericanas.

La presión vendedora sobre el dólar será una buena noticia para el Ministerio de Finanzas japonés. Ha estado en alerta roja ante una posible intervención monetaria, ya que el yen cotizó a principios de mes cerca del mínimo de 33 años frente al dólar, lo que ha agravado las presiones inflacionarias al elevar el costo de los bienes importados.

Se viene una 'nueva normalidad' para los mercados... y a los inversores no les va a gustar

Aunque el yen ha caído alrededor de un 12% frente al dólar este año, noviembre ha ofrecido un respiro, con un fortalecimiento de la moneda de alrededor del 1,5%.

Yu espera que la fortaleza del yen continúe, ya que se espera que el Banco de Japón abandone su política de tasas de interés negativas en los próximos meses. "No tiene mucho sentido 'shortear' el yen [apostar por una caída de la cotización], ya que cada reunión del Banco de Japón será un acontecimiento en vivo", afirmó.

La debilidad del dólar también supone un alivio para los mercados emergentes. Les facilita el reembolso de los préstamos denominados en dólares y podría empezar a atraer de nuevo a los inversores hacia las economías en desarrollo, tras las fuertes ventas de deuda en divisas fuertes de este año.

La caída de los bonos del Tesoro refuerza expectativa de que la Fed frene la suba de tasas 

"Estamos sobreponderados en renta variable de mercados emergentes y sobreponderados en materias primas", afirmó Florian Ielpo, responsable de macroeconomía y multiactivos de Lombard Odier Investment Managers, quien añadió que la debilidad del dólar estaba "desbaratando algunos de los argumentos [alcistas] de la renta variable estadounidense".

El índice MSCI de valores de mercados emergentes ha subido un 3% en lo que va de año, muy por detrás de la suba de casi el 19% del índice estadounidense S&P 500 de acciones 'blue chip'.

Francesco Sandrini, responsable de estrategias multiactivos de Amundi, afirmó que de cara a 2024 espera que continúe la debilidad del dólar "en parte porque prevemos menos turbulencias entre EE.UU. y China", lo que significa que los inversores tienen menos necesidad de la divisa estadounidense como refugio seguro.

Sin embargo, añadió que, desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, "algo se ha roto" en la rotación habitual entre mercados desarrollados y emergentes, y señaló que la preferencia por la renta variable de México y Brasil se debía en parte a la percepción de que estos países están bien situados políticamente.

"Estamos viendo mucho interés en los mercados emergentes, pero creo que estas dos fuerzas, la debilidad del dólar y las preocupaciones geopolíticas, están un poco en conflicto", dijo.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.