Italia tambalea y los hedge funds ponen la deuda contra las cuerdas

Lanzan su mayor apuesta contra los bonos del país desde 2008. A los inversores les preocupa la tensa situación política y los crecientes desafíos económicos

Los hedge funds han realizado la mayor apuesta contra la deuda pública italiana desde la crisis financiera global, debido a la inquietud por la situación política en Roma y la dependencia del país de las importaciones de gas ruso.

El valor total de la deuda italiana asumida por los inversores para apostar por una caída de los precios alcanzó este mes su nivel más alto desde enero de 2008, con más de 39.000 millones de euros, según datos de S&P Global Market Intelligence.

Italia tendría elecciones anticipadas: Mario Draghi perdió el apoyo de la coalición

La prisa de los inversores por apostar en contra de Italia se produce en un momento en que el país se enfrenta a una crisis económica por el aumento de los precios del gas natural en Europa, provocado por los cortes de suministro de Rusia, y por un clima político tenso ante las elecciones que se celebran en septiembre. El FMI advirtió el mes pasado de que el embargo de gas ruso provocaría una contracción económica superior al 5% en Italia y otros tres países, a menos que otros países compartan sus propios suministros.

Los inversores también consideran que Italia es uno de los países más vulnerables a la decisión del Banco Central Europeo de retirar sus programas de estímulo, aumentando las tasas de interés y frenando las compras de bonos que han apuntalado el mercado de deuda transalpino.

El periodo de relativa calma política que supuso el nombramiento de Mario Draghi como primer ministro en febrero de 2021 se rompió en julio de este año cuando el ex presidente del BCE dimitió y su gobierno de coalición de unidad nacional se deshizo.

Mario Draghi

Las elecciones anticipadas están previstas para septiembre, y la política nacionalista Giorgia Meloni se considera la candidata favorita para convertirse en la próxima primera ministra. El miércoles, Draghi pidió a los partidos que compiten en las elecciones que cumplan los compromisos de reforma financiera de Italia.

Los partidos euroescépticos de la coalición de derecha, que según los sondeos podrían acaparar hasta la mitad del voto el 25 de septiembre, han amenazado con modificar parte del plan de recuperación de Italia, financiado por la UE con 200.000 millones de euros, y otras reformas, como una nueva ley de competencia, asociadas a él.

En las últimas semanas los inversores se han dedicado a vender deuda italiana en respuesta a la creciente incertidumbre. El rendimiento de los bonos italianos a 10 años ha subido hasta el 3,7%, elevando el diferencial con la deuda alemana hasta los 2,3 puntos porcentuales desde los 1,37 puntos porcentuales de principios de año.

Un importante inversor en hedge funds aseguró que "Italia parece ser el país más vulnerable" al deterioro de las condiciones económicas, y añadió que estas operaciones parecen ahora "generalizadas".

Apostar contra la deuda italiana ha sido anteriormente una operación muy lucrativa para los hedge funds debido a la incertidumbre política y a los temores sobre los 2,3 billones de euros en bonos del Estado que el país tiene en circulación.

En 2018, cuando los mercados se preocuparon por si un gobierno de coalición aumentaría los niveles de deuda y aflojaría su vínculo con la UE, los hedge funds aumentaron sus apuestas hasta el nivel más alto desde la crisis financiera. Sin embargo, las apuestas de los hedge funds, tanto en términos absolutos como en proporción a la emisión total de bonos, han superado ya los niveles de 2018, en una señal de hacia dónde creen los inversores que podrían ir los rendimientos.

Algunos gestores siguen manteniendo la cautela, convencidos de que el instrumento de protección recientemente anunciado por el BCE limitará el alza de los rendimientos. El nuevo instrumento se diseñó para evitar que los costos de los préstamos en los países altamente endeudados de la eurozona subieran demasiado por encima de países como Alemania.

En opinión de Mark Dowding, responsable de inversiones de BlueBay Asset Management, "el BCE no puede limitarse a comprar Italia, ya que esa medida se interpretaría como una señal de que el banco central prestaría apoyo a los países que carezcan de contención fiscal.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios