FT

Los economistas esperan que la Fed desafíe al mercado con más subas de tasas

La encuesta de FT-Booth revela que la mayoría de los economistas cree que el banco central tomará más medidas para reducir la inflación.

La Reserva Federal de Estados Unidos desafiará las expectativas de los inversores y subirá las tasas de interés al menos otro cuarto de punto, según la mayoría de los principales economistas encuestados por Financial Times.

Más del 40% de los encuestados aseguraron que esperan que la Fed suba las tasas dos veces o más desde el actual nivel de referencia del 5,25%-5,5%, el más alto en 22 años.

Esto contrasta con la opinión de los mercados financieros, donde los traders de futuros sobre fondos federales creen que la política del banco central estadounidense es lo suficientemente restrictiva como para controlar la inflación y mantener las tasas hasta bien entrado 2024.

Alerta keynesiana: por qué las subas de tasas pueden terminar dejando secuelas en los próximos años

El sondeo, realizado en colaboración con el Kent A Clark Center for Global Markets de la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, sugiere que para eliminar por completo la presión sobre los precios y volver a situar la inflación en el 2% serán necesarios unos mayores costos de endeudamiento de lo que contemplan actualmente los actores del mercado.

De los 40 encuestados entre el 13 y el 15 de septiembre, cerca del 90% cree que la Fed tiene más trabajo por hacer.

Casi la mitad de los economistas encuestados pronosticaron que la tasa de los fondos federales alcanzará un máximo de entre 5,5% y 5,75%, lo que indica una suba de tasas de un cuarto de punto más.

Otro 35% prevé que la Fed suba otros dos cuartos de punto, situando la tasa de referencia entre 5,75% y 6%. Un pequeño grupo, el 8%, cree que la tasa superará el 6%.

Una vez que las tasas alcancen su nivel máximo, los economistas encuestados creen que la Reserva Federal las mantendrá en ese nivel durante bastante tiempo. Alrededor del 60% de los encuestados cree que el primer recorte se producirá en el tercer trimestre del próximo año o más tarde.

Es casi el doble del porcentaje de economistas que predijeron ese plazo en junio, la última vez que fueron encuestados.

La inflación aún puede sacar a los mercados de su cuento de hadas

El sondeo se publica pocos días antes de la próxima reunión de política monetaria de la Reserva Federal, en la que se espera que vuelva a abstenerse de tomar nuevas medidas.

Los rápidos ajustes de la política monetaria desde marzo de 2022 han sido la estrategia más agresiva para reducir la demanda en décadas.

Aunque las presiones inflacionarias han retrocedido y el mercado laboral se está relajando, a muchos de los economistas encuestados les preocupa que la inflación sea cada vez más difícil de erradicar.

El petróleo aumenta por arriba de los u$s 90 por primera vez en el año

Desde junio, los encuestados han duplicado sus previsiones de crecimiento económico para finales de año, hasta una estimación promedio de 2%.

Se prevé que el índice de desempleo se sitúe en el 4%, mientras que el indicador de inflación que más usa la Fed -el índice de precios de los gastos de consumo personal, excluyendo los precios de los alimentos y la energía-se moderará hasta el 3,8%. En los últimos datos de julio se situaba en el 4,2%.

A fines de 2024, sólo un tercio consideraba "muy" o "algo" improbable que la inflación core superara el 3%. La gran mayoría veía probabilidades iguales o superiores de que así fuera.

Por qué no hay que dar por sentado que China va a ser la mayor economía del mundo

El mayor riesgo para las perspectivas de inflación es un recorte del suministro de petróleo.

Christiane Baumeister, profesora de la Universidad de Notre-Dame, es una de las personas preocupadas por los precios de la energía tras la decisión de Arabia Saudita y Rusia de recortar el suministro. Cree que los precios mantendrán su senda alcista, lo que podría elevar las expectativas de inflación futura y retrasar el descenso del crecimiento de los precios subyacentes si las empresas optan por repercutir los mayores costos a los consumidores.

La brusca ralentización de la economía china podría contrarrestar esta tendencia, que afectará al crecimiento mundial en los próximos meses.

Sebnem Kalemli-Özcan, economista de la Universidad de Maryland y miembro del panel de asesores económicos de la Fed de Nueva York, se encuentra entre la mayoría de los economistas encuestados que creen que la llamada tasa de interés neutral -un nivel que ni estimula ni reprime el crecimiento- por el momento es más alto que en el pasado.

En su opinión, esto retrasará aún más la rapidez con la que la Reserva Federal podrá recortar su tasa de interés oficial el año que viene.

Los economistas encuestados se han vuelto más optimistas sobre las probabilidades de un aterrizaje suave [soft landing], en el que la Reserva Federal pueda reducir la inflación sin pérdidas excesivas de empleo.

Más del 40% considera "algo" probable que se pueda volver a situar la inflación en el 2% sin que el índice de desempleo supere el 5%. Otra cuarta parte de los encuestados declaró que era "más o menos probable".

Cuando se les preguntó por el momento de la próxima recesión, muchos retrasaron sus estimaciones más de lo que habían previsto anteriormente.

Temas relacionados
Más noticias de Reserva Federal
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.