FINANCIAL TIMES

La venta de deuda masiva aumenta la tensión en la Argentina y mercados emergentes

Los costos de endeudamiento se disparan debido a la fuerte inflación y a la suba de las tasas de interés en Estados Unidos, que alejan a los inversores de los bonos de los mercados emergentes

El default de Sri Lanka y su implosión política han reavivado el temor de que otros mercados emergentes puedan tener problemas similares, ya que la inflación galopante y el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos hacen huir a los inversores.

Los rendimientos de los bonos soberanos se han disparado hasta niveles que apuntan a la intensificación de las tensiones en más de una docena de economías en desarrollo, según un análisis del Financial Times sobre datos de Bloomberg.

Los inversores en mercados emergentes están acostumbrados a la volatilidad, pero esta clase de activos se ve ahora sacudida por varias crisis en simultáneo. El tumulto ha llevado a los inversores a retirar u$s 52.000 millones en bonos de mercados emergentes este año, según datos de JPMorgan.

Alerta emergentes: los inversores ya sacaron u$s 50.000 millones de fondos de bonos este año

"Es bastante impactante ver esta escala de colapso en los precios de los bonos", dijo Charlie Robertson, economista jefe global de Renaissance Capital, añadiendo que la venta es "una de las mayores que he visto en 25 años".

La guerra en Ucrania ha disparado los precios de los alimentos y el combustible, con consecuencias sociales y fiscales devastadoras para los numerosos países en desarrollo que dependen de las importaciones. Mientras que algunos exportadores de petróleo, en particular los del Golfo, se han beneficiado del aumento de los precios, otros han visto cómo las ganancias se han visto parcial o totalmente anuladas por las disrupciones relacionadas con la pandemia.

La decisión de la Reserva Federal de subir las tasas de interés para controlar la creciente inflación también ha provocado el fortalecimiento del dólar. Esto ha aumentado la presión sobre las economías emergentes que deben pagar el servicio de su deuda en dólares, mientras que el endurecimiento de las condiciones financieras está perjudicando a los países en desarrollo que ya están hambrientos de capital.

"A los mercados emergentes no les gusta que la Reserva Federal suba las tasas de interés y no les gusta que el dólar se fortalezca", dijo Robertson, y añadió que "es una mala noticia para los países que necesitan capital cuando eso ocurre, y no hemos visto alzas de tasas como éstas en casi 30 años".

El rendimiento de los bonos en moneda extranjera a 10 años de al menos seis países de mercados emergentes ha subido más de 10 puntos porcentuales desde principios de año, según datos de Bloomberg, entre ellos Ucrania, Argentina y Pakistán.

Aunque los bonos de más de una docena de países cotizan a niveles de dificultad que suelen indicar una alta probabilidad de default, los analistas sugieren que es probable que los incumplimientos y las reestructuraciones reales sean más aislados. Muchas de las grandes economías emergentes están hoy en mejor forma fiscal y monetaria que en crisis pasadas, lo que las hace más capaces de resistir las actuales crisis.

¿Fuerte suba de tasas? En la Fed proyectan alza de 1 punto para julio

"Hay grandes tensiones fiscales, especialmente en los mercados fronterizos", dijo William Jackson, economista jefe de mercados emergentes de Capital Economics, refiriéndose a los mercados emergentes menos desarrollados. "Pero [en cuanto a la probabilidad de default] hay que mirar a los países caso por caso".

Esther Law, gestora de inversiones senior para la deuda de los mercados emergentes en Amundi, dijo que la tensión en los mercados de bonos era menos una señal de incumplimientos inminentes que una señal de preocupación por la recesión y la inflación en Estados Unidos, el lento crecimiento en China y los trastornos y la escasez causados por la guerra en Ucrania.

"Esto es más una cuestión de sentimiento que un temor a que los países caigan en default", dijo. "Pero si esto se prolonga, obviamente aumentará los costos de financiación para esos países y eso retroalimentará su capacidad de pago".

FT: la disparada de la inflación en Estados Unidos indica que se acercan tiempos difíciles para los mercados emergentes

La mayor presión la sufre Ucrania, que desde la invasión rusa en febrero ha estado pidiendo dinero a los gobiernos extranjeros para hacer frente a su creciente déficit presupuestario, que actualmente asciende a u$s 9000 millones al mes, frente a los u$s 5000 millones de las primeras fases de la guerra. El rendimiento de su bono a 10 años ha subido más de 30 puntos porcentuales desde principios de año, reflejando el temor de los inversores.

La empresa estatal Naftogaz pidió a los tenedores de bonos que aceptaran el retraso de los pagos la semana pasada, lo que hace temer que el Gobierno no pueda pagar los bonos que vencen el 1 de septiembre por u$s 1400 millones, según Bloomberg.

El FMI dijo que esperaba que Ucrania siguiera cumpliendo con los pagos de su deuda soberana. El Fondo dijo que esperaba más donaciones en los próximos días a una cuenta que creó para apoyar al país en abril. Añadió que la prioridad a corto plazo debería ser la financiación mediante subvenciones y no los préstamos: la Unión Europea sólo ha entregado u$s 1000 millones de los u$s 9000 millones prometidos en abril, debido a desacuerdos sobre la concesión de subvenciones o préstamos.

Los rendimientos de los bonos de Pakistán, Egipto y Ghana también se están disparando. El jueves, Pakistán llegó a un acuerdo con el FMI que allana el camino para que el país pueda acceder a fondos cruciales y evitar un posible incumplimiento.

"El FMI se ha convertido en el bombero del mundo", dijo Robertson.

Los mercados sugieren que el riesgo de que Argentina incurra en otro default también es alto. El rendimiento de su bono a 10 años se ha disparado más de 10 pp. en lo que va de año, mientras que el precio se ha desplomado por debajo de los u$s 0,20 centavos.

Kristalina Georgieva, directora del FMI, dio la voz de alarma esta semana: "La situación es cada vez más grave para las economías que se encuentran en dificultades de endeudamiento o cerca de ellas, incluido el 30% de los países de mercados emergentes y el 60% de las naciones de bajos ingresos".

Mercados emergentes bajo presión

Ucrania

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha hecho que los rendimientos de los bonos de Kiev se disparen, ya que los inversores huyen de la deuda del país devastado por la guerra. A pesar de ello, el FMI dijo que esperaba que Ucrania siguiera sirviendo sus deudas y que la financiación adicional ayudaría al país a funcionar sin necesidad de emitir más bonos.

El Salvador

La multimillonaria apuesta de El Salvador por el bitcoin ha resultado contraproducente, ya que el valor de la criptomoneda se ha reducido a la mitad en lo que va de año, empeorando la situación económica del país latinoamericano. El rendimiento de los bonos a 10 años de El Salvador se ha disparado en más de 18 pp. en lo que va de año, a medida que los inversores se deshacen de la deuda.

Cómo un dólar más fuerte puede afectar a los mercados emergentes

"La adopción del bitcoin como moneda de curso legal ha añadido incertidumbre sobre el potencial de un programa del FMI que desbloquee la financiación para 2022-2023", dijeron los analistas de Fitch.

El país tiene un bono de u$s 800 millones que vence en enero, y los analistas también están preocupados por su capacidad de pago.

Sri Lanka

Sri Lanka se ha visto inmerso en un caos político y económico y ha dejado de pagar sus deudas en mayo. Su presidente huyó del país, dejando a su paso a millones de personas que luchan por conseguir alimentos y combustible, y sumiendo en el caos las conversaciones de reestructuración de la deuda con los acreedores.

Sri Lanka tiene una deuda de u$s 51.000 millones, la mitad de la cual es propiedad de acreedores bilaterales como China y el resto de gestores de activos como Pimco.

El país asiático necesita formar un nuevo gobierno para conseguir financiación del FMI, lo que le permitiría avanzar en las conversaciones de reestructuración con los acreedores. "Volvemos al punto de partida", dijo un bonista.

Argentina

Argentina no es ajena a los defaults. El país se sometió a una reestructuración en 2020 y llegó a un acuerdo con el FMI a principios de este año, lo que le ayudó a evitar otro colapso. Su bono a 10 años cotiza actualmente por debajo de los u$s 0,20 centavos, en un territorio de gran dificultad.

Financial Times: "La nueva ministra de Economía de Argentina busca tranquilizar a los inversores y al FMI"

La nueva ministra de Economía de Argentina ha prometido poner orden mientras el país lucha contra una inflación galopante que superará el 75% este año.

Pakistán

Pakistán llegó a un acuerdo con el FMI el jueves, allanando el camino para la liberación de u$s 1200 millones con el fin de ayudar al país a evitar el default. El aumento del costo de las importaciones de petróleo y otros productos básicos ha incrementado el déficit comercial de Pakistán y ha alimentado el temor de que pueda sufrir el mismo destino que Sri Lanka.

Se espera que el acuerdo con el FMI anime a otros prestamistas a invertir en el país y evitar el incumplimiento.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios