Financial Times

Por primera vez el coronavirus pierde contra la inflación y el costo financiero

Les inquieta cada vez más la posibilidad de que una fuerte suba de las tasas de interés provoque caídas en los mercados

Por primera vez desde el comienzo de la pandemia hace más de un año, el coronavirus fue superado como el principal riesgo que preocupa a los inversores, según una nueva encuesta realizada a un grupo de administradores de hedge funds.

Los gestores de carteras consultados por Bank of America (BofA) ahora consideran que el riesgo clave para los mercados globales son la inflación y el rebelde aumento de los costos del endeudamiento, como sucedió durante el taper tantrum (tal como se conoce a la reacción que en 2013 tuvieron los mercados ante las primeras señales de endurecimiento de la Reserva Federal).

La tasa americana vuelve a subir, toca máximos desde el inicio de la pandemia y hace tambalear a Wall Street 

Según el sondeo entre inversores que administran activos por más de u$s 597.000 millones, éstos temen que la recuperación económica impulsada por el extraordinario estímulo provoque un repentino aumento de precios difícil de controlar.

Las crecientes expectativas de inflación y las apuestas a que los bancos centrales, en particular la Reserva Federal de Estados Unidos, tendrán que endurecer la política monetaria antes de lo planeado, han provocado una venta masiva generalizada en los mercados de títulos de deuda pública, situación que según los inversores podría empeorar.

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EE.UU.

"Es una encrucijada para la Fed", aseguró Jim Caron, gestor de carteras de Morgan Stanley Investment Management. "Quieren comunicar que van a ser pacientes, pero cuanto más pacientes sean, más gente se preocupará por la inflación".

Los inversores que participaron de la encuesta elaborada por BofA estiman que la inflación aumentará, al menos en el corto plazo; y un máximo histórico de 93% neto de los administradores consultados anticipa subas de precios más rápidas para el próximo año. La mayoría de ellos ahora ve un mayor crecimiento económico de la mano de la mayor inflación. Antes se habían mostrado más optimistas en cuanto a las posibilidades de que hubiera un escenario de menor inflación y fuerte crecimiento.

"Creemos que probablemente el 2020 haya marcado un punto bajo poco común para la inflación y las tasas de interés", señaló Michael Hartnett, estratega jefe de inversiones de BofA, la semana pasada.

La Fed mantuvo sin cambios sus tasas de interés, pero elevó el pronóstico de inflación para 2021

Las expectativas de creciente inflación resonaron en el mercado de bonos este año, porque la inflación se come los intereses que pagan estos títulos de deuda.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a diez años, una de las tasas de interés más observadas en todo el mundo, subió a más de 1,70%, comparado con el 0,9% de principios de año, porque los inversores se deshicieron de estos valores. Mientras tanto, la tasa de equilibrio a diez años, un indicador clave de las expectativas inflacionarias, ahora se ubica cerca de su nivel más alto desde 2014.

Los operadores temen que se repita el taper tantrum de 2013. "Los episodios anteriores han demostrado que lo que comienza como una corrección benigna puede convertirse en un "berrinche" con consecuencias más amplias. Nuestro modelo de escenario bursátil grave indica que será significativo el impacto en el crecimiento", explicó Innes McFee, economista global en jefe de Oxford Economics.

Alza de tasas de interés pone en peligro el último auge de los mercados emergentes

Una gran parte de los administradores de fondos que participaron de la encuesta de BofA cree que si el rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años subiera a 2%, habría una corrección de al menos 10% en los mercados de acciones.

Los inversores además informaron que hicieron el mayor recorte a su exposición a las acciones tecnológicas en más de 15 años.

Esta encuesta sobre las mayores preocupaciones de los traders se publicó durante el primer día de la reunión de política monetaria de la Fed, que dura dos días. Los banqueros centrales restaron importancia al riesgo de inflación y recalcaron que no planean elevar las tasas hasta tanto esté bien encaminada la recuperación económica.

Traducción: Mariana Oriolo


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios