Rusia, en default: ¿cómo impactará a la economía y a los mercados?

No cumple con el pago de bonos por primera vez desde 1998 tras las sanciones por la guerra en Ucrania.

Rusia entró en default de su deuda por primera vez desde 1998, luego de que las sanciones occidentales impidieran a Moscú hacer llegar el dinero a sus acreedores y se venciera el plazo para el pago de los intereses atrasados,  

El domingo por la noche vencieron unos u$s 100 millones de intereses de los bonos del Estado ruso sin que hubiera señales de pago, lo que marcó el final de un periodo de gracia de 30 días durante el cual el país trató de evitar un default total.

Rusia tiene muchas divisas gracias a sus enormes ingresos por el petróleo y el gas, y ha dicho en repetidas ocasiones que quiere seguir pagando su deuda. Dmitry Peskov, vocero del presidente Vladímir Putin, le dijo a periodistas este lunes que las sugerencias de que Rusia había incumplido eran "absolutamente injustificadas", según Interfax.

Volodímir Zelenski: un estancamiento en la guerra con Rusia "no es una opción" para Ucrania

Pero la escalada de sanciones tras la invasión de Ucrania ha congelado al país fuera del sistema financiero mundial, y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos cerró el mes pasado una laguna en las sanciones que permitía a los inversores estadounidenses recibir temporalmente los pagos de intereses de Rusia, iniciando la cuenta regresiva del período de gracia.

Según los términos de los bonos, si los tenedores no reciben el pago al final del periodo de gracia, Rusia entra en default, la primera vez que Moscú se desentiende formalmente de sus deudas desde la crisis financiera rusa de 1998.

Los inversores dijeron que no había señales de que los pagos de intereses llegaran, ni Rusia había indicado ningún intento de buscar una nueva vía de pago de último minuto, después de que fracasaran los esfuerzos anteriores por hacer llegar los dólares a los inversores. En su lugar, Putin firmó la semana pasada un decreto que establece un nuevo mecanismo para realizar los próximos pagos de la deuda en rublos, un paso que equivale a un default según los términos de la mayoría de la deuda externa rusa.

Peskov dijo este lunes que "no es nuestro problema" que las sanciones hayan impedido a los intermediarios transferir los pagos.

Dado que los mercados llevan meses viendo el default como algo inevitable, las implicaciones inmediatas del plazo del domingo son en gran medida simbólicas. Los bonos rusos llevan meses cotizando a niveles que implican que default es una formalidad, después de que los líderes occidentales respondieran a la invasión de Ucrania con sanciones financieras sin precedentes, incluida la congelación de una gran parte de las reservas de divisas de Moscú.

Los mercados mostraron poca reacción al posible default ruso este lunes, con un bono con vencimiento en 2036 -uno de los que están sujetos a un incumplimiento de intereses- cotizando a u$s 0,20.

Rusia al borde del default: 5 claves para entender que está pasando y cuáles serían las consecuencias de un incumplimiento histórico

Los inversores extranjeros poseían alrededor de la mitad de los aproximadamente u$s 40.000 millones de bonos extranjeros de Moscú -una deuda relativamente modesta para una economía del tamaño de la rusa- antes de la invasión, y ya han registrado fuertes pérdidas en estas participaciones.

"El precio ya es bastante elevado", dijo Paul McNamara, gestor de fondos de bonos de mercados emergentes en GAM, sobre un posible impago.

Un default podría dificultar el regreso de Rusia a los mercados de bonos en el futuro y elevar sus costos de endeudamiento una vez que lo haga. Sin embargo, la venta de nueva deuda rusa en divisas ya era una perspectiva remota debido a la severidad de las sanciones occidentales y al estatus de paria del país, con la guerra que aún se libra en Ucrania.

La guerra entre Rusia y Ucrania puede ser el comienzo de la segunda Guerra Fría

"Creo que es una demostración interesante de lo que los estadounidenses pueden hacer si lo deciden, pero no creo que tenga grandes implicaciones económicas para Rusia", dijo McNamara.

La moneda rusa ha subido por la invasión, y este lunes subía cerca de un 40% frente al dólar en lo que va de año. Sin embargo, los inversores afirman que la suba refleja, al menos en parte, la eficacia de las sanciones al cortar el acceso de Rusia a las importaciones.

El vencimiento de los bonos se produce en un momento en el que los países occidentales intentan aumentar la presión sobre Moscú. Los líderes del G7 reunidos en Europa buscaron un acuerdo para imponer un "tope de precios" al petróleo ruso como parte de los esfuerzos para frenar la capacidad de Moscú de financiar la guerra en Ucrania. El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, tiene previsto participar de la cumbre hoy por videoconferencia.

Por qué Vladímir Putin se prepara para una guerra larga en Ucrania ¿y contra Occidente?

Los tenedores occidentales de deuda rusa deben decidir ahora qué hacer.

Los inversores pueden "acelerar" el reembolso, exigiendo que se les devuelva su dinero inmediatamente si el 25% de los titulares de los bonos defaulteados votan a favor. Esto, a su vez, activaría las cláusulas que permiten la aceleración del resto de la deuda externa rusa.

Sin embargo, algunos tenedores pueden preferir esperar, dado que las sanciones también pueden complicar cualquier intento de perseguir sus reclamos contra Rusia por la vía legal.

"No estoy seguro qué ganan los tenedores de bonos acelerando e intentando litigar", dijo un gestor de fondos de cobertura que tiene deuda con Rusia, añadiendo que cualquier activo ruso en el extranjero que los inversores pudieran intentar perseguir en los tribunales está congelado por las sanciones y, por tanto, fuera de su alcance. "Puede tener más sentido simplemente esperar".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios