FT: el salvaje derrumbe de los títulos de deuda argentina atrae a los fondos buitre

Muchos inversores de deuda emergente se mantienen alertas a la espera de que los bonos se hundan a un nivel que esté en línea con el valor de recuperación esperado en caso de default.

Los cazadores de ofertas empiezan a merodear los activos argentinos tras la salvaje venta masiva de la semana pasada. Sin embargo, algunos inversores sostienen que los precios deben bajar más para compensar totalmente el riesgo de una presidencia de Alberto Fernández.

Tras el sorpresivo resultado de las elecciones primarias que avivó los temores a un regreso del populismo en Argentina, el bono a 100 años del país cotizó a un piso récord de 45,76 centavos por dólar nominal (o 45,76 dólares cada 100).

El bono nominado en dólares con vencimiento 2117 desde entonces algo se recuperó al igual que la mayor parte de la deuda del gobierno, pero a apenas 50 centavos por dólar. Aún así, muchos inversores de bonos del mercado emergente se mantienen alertas a la espera de que los bonos se hundan a un nivel que esté en línea con el valor de recuperación esperado en caso de default.

"Los bonos argentinos en dólares están a buen valor entre 40 y 49 centavos", dijo Paul Greer, gestor de carteras en Fidelity International de Londres. "La prima sería la adecuada para el riesgo que uno asume, y empieza a ser interesante".

Edwin Gutierrez, jefe de deuda soberana de mercados emergentes en Aberdeen Asset Management, también ve un "valor decente" si los bonos se mantienen entre 40 y 49 centavos. Pero advirtió que necesita "que los vendedores forzados salgan" y así "los interesados en comprar tengan suficiente descuento para volver a entrar".

"Con los bonos en dólares a un precio de entre 40 y 49 centavos por dólar, el precio prácticamente incluye los escenarios de recuperación en línea con lo que espera el mercado", dijo Pramol Dhawan, jefe del equipo de gestión de carteras del mercado emergente en Pimco, el grupo de inversiones.

Otros estiman los valores de recuperación entre 50 y 60 centavos por dólar, pero advierten que hay demasiadas incógnitas como para saber lo que es factible. "Cuarenta es un valor de recuperación histórico y podría ofrecer cierto soporte del precio, pero eso no significa que sea el piso", dijo Siobhan Morden de Amherst Pierpont Securities. "Debemos entender la situación específica de Argentina para poder hacer cualquier cálculo serio".

La falta de claridad en cuanto al programa económico o la composición del gabinete si el próximo presidente fuera el candidato peronista Alberto Fernández le da que pensar a Morden. "Su falta de sensibilidad a la presión financiera es muy preocupante," agregó. "Demuestra que no entiende que podría llegar un momento en que la situación será ingobernable para él en octubre".

Para Ricardo Adrogué, jefe de deuda soberana global en Barings, el mayor riesgo proviene de la compañera de fórmula de Fernández. "El mercado no está incluyendo en los precios el escenario en que la ex presidente Cristina Kirchner entra en funciones", dijo. "Al debilitar la capacidad de Macri de ganar la elección en octubre, Alberto Fernández iniciará su presidencia con un nivel de reservas muy bajo, sin confianza del mercado ni acceso al mismo, y teniendo que renegociar con el FMI desde una posición de debilidad", agregó. "Eso podría allanar el camino para Cristina".

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados
Noticias del día