Financial Times: Uber apuesta en grande por la movilidad y la entrega

Su rival DoorDash, el servicio estadounidense de entrega de alimentos preparados a pedido, aumentó un 80% en su debut. Los analistas considerarán si puede generar ganancias que justifiquen ese precio.

El director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo en el pasado que quiere que el servicio de transporte privado se convierta en el "Amazon del transporte". Si el gigante tecnológico expansivo se hubiera limitado a vender libros, ésa podría resultar una comparación precisa.

La última reducción de las ambiciones de Uber se produjo con el abandono y la venta de su proyecto de taxi volador. El martes, el fabricante de aviones eléctricos Joby Aviation dijo que Uber había acordado invertir u$s 75 millones como parte de una transacción más amplia que involucra la adquisición de Uber Elevate, el servicio de transporte aéreo planificado de Uber.

Es probable que Joby no esté pagando nada por Elevate, que no logró mucho en sus cuatro años de existencia, aparte de ofrecer "herramientas de software que permiten la selección de mercado, la simulación de la demanda y las operaciones multimodales", que se parece mucho a la app de Uber.

Un día antes, escuchamos que Uber estaba renunciando a sus esfuerzos de vehículos autónomos con la transferencia de sus 1200 empleados en esa división a la empresa "startup" de conducción autónoma Aurora, junto con una inversión de u$s 400 millones. En mayo, la empresa trasladó su división de bicicletas eléctricas Jump a Lime como parte de una inversión de u$s 170 millones en la empresa de scooters.

En lugar de ser innovador con el hardware, Uber encontró otras formas de simular ser el "Amazon del transporte". Aprovechó las fuentes de datos abiertas en Londres para ofrecer opciones de transporte público en su aplicación. Las movidas de Khosrowshahi sin duda agradarán a los inversores. Está saliendo de costosos proyectos a largo plazo para buscar una rentabilidad a más corto plazo.

The New York Times informa que un correo electrónico interno de él dirigido a los empleados dice: "Sé que hay dudas sobre si a Uber le quedan algunas apuestas 'grandes y audaces'. Entiendo esa pregunta, pero creo que pasa por alto las grandes y audaces apuestas que tenemos delante: convertirnos en los líderes mundiales indiscutibles tanto en la movilidad como en la entrega".

Eso significa un enfoque en la aplicación central de transporte privado y el crecimiento de su servicio de entrega de alimentos Uber Eats. Parecen apuestas más seguras, especialmente a juzgar por la emoción que rodea a la oferta pública inicial del servicio de entrega de alimentos preparados a pedido, DoorDash. El rival de Uber Eats valoró su OPI por encima de las expectativas, vendiendo acciones a inversores a u$s 102 cada una y superando su rango de precios de u$s 90 a u$s 95.

Esto le dio una capitalización de mercado de u$s 32,4 mil millones, lo que la convirtió en la empresa pública independiente de entrega de comidas más grande de EE.UU. Esa valoración ahora se disparó aún más, con las acciones abriendo un 80% más alto a u$s 182 el miércoles. Ahora, por supuesto, los analistas considerarán si DoorDash puede generar ganancias que justifiquen ese precio.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios