Alerta mercados: la Fed advirtió que las subas de tasas podrían provocar fuertes problemas financieros

En su último informe la Fed adviertió sobre una serie de riesgos para la estabilidad financiera como a inflación, la volatilidad y la tensión geopolítica.

La Reserva Federal de Estados Unidos advirtió de la posibilidad de que se produzcan problemas financieros que perjudiquen a la economía si las tasas de interés suben a niveles superiores a los previstos, en un informe que subraya lo mucho que está en juego en su empeño por controlar la persistente inflación.

El último informe del banco central sobre la estabilidad financiera destaca una serie de riesgos que incluye una economía mundial más débil, una inflación "inaceptablemente alta" y la agitación geopolítica. Estas corrientes han magnificado la volatilidad en algunas clases de activos.

El informe llegó dos días después de que la Fed subiera las tasas de interés de referencia en 0,75 puntos porcentuales por cuarta vez consecutiva, situándolos en un nuevo rango objetivo del 3,75% al 4%. Hasta marzo, las tasas rondaban el cero. El Banco de Inglaterra también subió las tasas en 0,75 pp. la semana pasada, mientras que el Banco Central Europeo también optó por una gran suba de tasas.

No se sabe de dónde va a venir la próxima crisis, pero probablemente no sea de los bonos: ¿por qué? 

La Fed está subiendo las tasas en un intento de enfriar una economía marcada por una inflación persistentemente alta. Si tuvieran que subir más de lo previsto, eso "debilitaría la capacidad de servicio de la deuda de los hogares y las empresas y provocaría un aumento de la morosidad, las quiebras y otras formas de dificultades financieras", según su informe de estabilidad financiera.

La Fed añadió que esto podría acabar provocando un aumento de la volatilidad en los mercados, tensiones de liquidez y nuevas caídas de los precios de los activos, incluida la vivienda.

"Tales efectos podrían causar pérdidas en una serie de intermediarios financieros, reduciendo su acceso al capital y aumentando sus costos de financiación, con nuevas consecuencias adversas para los precios de los activos, la disponibilidad de crédito y la economía", señaló el informe, que se publica dos veces al año.

Lael Brainard, vicepresidenta de la Fed, destacó la volatilidad en la que se han sumido algunos mercados financieros en los últimos seis meses, y subrayó que el banco central estaría "atento" a los riesgos para la estabilidad financiera.

"El actual entorno de rápido endurecimiento sincrónico de la política monetaria mundial, la elevada inflación y la gran incertidumbre asociada a la pandemia y a la guerra [en Ucrania] eleva el riesgo de que una perturbación pueda conducir a la amplificación de las vulnerabilidades, por ejemplo, debido a la tensión de la liquidez en los mercados financieros básicos o al apalancamiento oculto", dijo.

La rápida cadena de subas de las tasas de interés, seguida de la posibilidad de una recesión, ha despertado el temor a un colapso involuntario de los mercados, sobre todo teniendo en cuenta las tensas condiciones de liquidez. La Reserva Federal dijo que había indicios de que la morosidad en las nuevas hipotecas sobre viviendas estaba aumentando y que se habían acelerado las rebajas en el sector empresarial.

La Fed entró en una nueva fase de suba de tasas: qué significa y qué se puede esperar para los próximos meses 

Sin embargo, la Reserva Federal señaló que el apalancamiento del sistema bancario estadounidense seguía siendo relativamente bajo y que los grandes bancos estaban bien capitalizados para absorber los impactos "incluso durante una recesión económica sustancial". Los bancos de importancia sistémica han empezado a reducir el riesgo de sus balances, añadió la Fed, y su vulnerabilidad a las pérdidas crediticias parece "moderada".

Los bancos han tenido dificultades para deshacerse de los préstamos de riesgo que suscribieron durante el año pasado, antes de que los mercados financieros se desplomaran, manteniendo decenas de miles de millones de dólares en relación con operaciones como la compra de Twitter, el fabricante de software Citrix y el grupo de calificación Nielsen. Esto ha dificultado su capacidad para prestarles a otras empresas grandes pero de baja calificación.

Mientras que los bancos y los agentes de Bolsa se han beneficiado mucho de sus operaciones comerciales este año, reforzadas por las violentas oscilaciones de los mercados financieros, el reciente caos en el mercado de bonos soberanos del Reino Unido ha suscitado la preocupación entre los funcionarios.

Fed: el ambiguo mensaje que confundió a los mercados, ¿hasta cuándo seguirá la suba de tasas?

La venta de gilts [bonos británicos] ofreció una visión de qué tan rápido la turbulencia puede contagiarse en un sector del mercado. La volatilidad se extendió a los mercados de crédito de Estados Unidos, ya que los fondos de pensiones británicos vendieron parte de sus carteras para hacer frente a las grandes margin calls.

La Fed señaló que la volatilidad derivada de los riesgos extranjeros, incluidos los vinculados a China y a la guerra en Ucrania, podría "plantear riesgos para las instituciones que están cubriendo posiciones en dólares y para el funcionamiento del mercado", así como presentar problemas para los mercados emergentes que se han endeudado en dólares.

"La volatilidad continua o más extrema de los mercados podría contribuir a tensiones de liquidez que se manifiesten de forma inesperada", escribió la Fed. Las "vulnerabilidades estructurales" en los mercados de financiación a corto plazo podrían amplificar aún más el problema.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.