Entre los jóvenes la movilidad social es descendente

Hoy hay gerentes de banco, profesores o abogados que se ven obligados a vivir con sus padres.

Viendo series de televisión durante las interminables tardes de pandemia, me llamó la atención un tema recurrente: la movilidad descendente de las familias. En la serie estadounidense Sacrificios de Familia, un patriarca estafador es condenado a años de cárcel, lo que descoloca a sus hijos adultos que esperaban vivir del negocio familiar para siempre. "Genial", rezonga su hija, "¿así que ahora no tenemos auto ni avión? Ya que está, ¿por qué no sacamos un anuncio en la revista I'm Poor?".

En Schitt's Creek, otra familia en ruinas se va a vivir al último bien que les quedaba: el pueblito de mala muerte del mismo nombre que habían comprado como una broma. En Years & Years, los miembros de una familia británica empobrecida se mudan con la abuela a su casa destartalada. 

En Girls, la madre de la protagonista, que tiene veintipico de años, le dice que ya no la mantendrá. Y la joven le responde horrorizada: "Todas mis amigas reciben ayuda de sus padres".

Schitt´s Creek es una de las series que aborda la movilidad descendiente de las familias 

El hecho de que las generaciones más jóvenes viven precariamente de la riqueza familiar claramente tiene un atractivo especial para los guionistas de televisión, que son personas educadas con una profesión precaria. Pero también es el tema actual de la clase media en medio del segundo derrumbe económico en 13 años. ¿Qué está provocando la combinación de movilidad descendente y herencia a las familias, las ambiciones y las sociedades?

Cuando los precios de los activos superan los salarios en las economías desarrolladas, el resultado es una "sociedad de la herencia". El economista Thomas Piketty señala en El capital en el siglo XXI que lo que estamos viendo es un regreso a la norma histórica: en la mayoría de las épocas, la mayor parte de la riqueza procede de la herencia, no del trabajo. Piketty dice que la excepción fue en la posguerra: después de que la Gran Depresión y la segunda guerra mundial diezmaron la riqueza familiar, quedaba poco para heredar.

Piketty, el economista fetiche de Cristina quiere darle $ 8 M a todos los jóvenes, se hizo viral, y Milei lo destrozó

Pero ahora sí hay. En Gran Bretaña, la proporción entre la riqueza en bienes raíces y el PBI es superior a que tenía Japón antes de su crisis de 1991. "En promedio, las herencias representarán el 9% de los ingresos (no heredados) que reciban en toda su vida los hogares de aquellos nacidos en la década de 1960, y aumentará a 16% para los nacidos en la década de 1980", proyectó la semana pasada el Instituto de Estudios Fiscales del Reino Unido.

Estados Unidos los millennials heredarán para 2030 más de u$s 68 billones de sus padres, según la consultora WealthEngine

La consultora WealthEngine calcula que en Estados Unidos los millennials heredarán para 2030 más de u$s 68 billones de sus padres, que pertenecen a la generación de los Baby Boomers. Se trata, sin duda, de la mayor transferencia de riqueza colectiva de la historia.

No es de extrañar que muchos de los dramas actuales más atractivos giren en torno a la herencia: la saga de la familia Trump, la historia de Harry y Meghan, la serie de televisión Succession (basada vagamente en la familia Murdoch) o el nuevo libro Empire of Pain de Patrick Radden Keefe, sobre la familia Sackler, que ganó miles de millones con el mortal analgésico OxyContin.

El príncipe Harry y su esposa Megan Markle

Se trata de un regreso a los argumentos del siglo XIX, otra época en la que los activos superan los salarios: Balzac y Jane Austen también dramatizaron las herencias, señala Piketty. La diferencia es que actualmente hay menor cantidad de grandes herederos y muchos más pequeños herederos -"petit rentiers", los llama Piketty. Para gran parte de la clase media, la herencia ha degradado el salario hasta convertirlo en algo secundario.

Eso es especialmente así para los más jóvenes. Muchos millennials hicieron el terrible descubrimiento de que la licenciatura es el nuevo diploma de la escuela secundaria. Hace cincuenta años, el gerente de un banco, un profesor o un abogado tenía garantizada una gran casa.

 IA y algoritmos: claves del éxito de NotCo, la start-up vegana que conquistó Chile y se abre camino en EE.UU.

Ahora, las personas con esos tipos de actividad profesional pueden encontrarse viviendo en las habitaciones de su infancia, esforzándose por complacer a sus padres que tienen menos estudios y controlan la riqueza. La riqueza familiar solidifica las jerarquías familiares. Y con el aumento general de la expectativa de vida (excepto en Estados Unidos), estas jerarquías permanecen intactas durante más tiempo que en cualquier época anterior.

El punto de partida de la dependencia familiar es Italia, donde el hijo promedio deja el hogar a los 30 años. Con la tasa de natalidad italiana cayendo a 1,32 hijos por mujer, incluso antes de derrumbarse durante la pandemia, las familias se están extinguiendo, lo que disminuye la necesidad de ahorrar. Por lo tanto, las familias burguesas consumen su riqueza, las generaciones se aferran en un abrazo perverso.

Muchas profesiones en las que trabajan personas formadas -el mundo académico, el sector cultural, el diseño gráfico- pagan ahora tan poco que, incluso con una pequeña herencia, la generación más joven desciende de clase. 

Guerra en el mundo del whisky: la tecnología ya permite "añejar" al instante

Tener que vender la casa familiar puede ser una fuente de vergüenza y de recuerdos perdidos, dice la escritora francesa Lisa Vignoli, cuya novela sobre la movilidad descendente Les déclassés aparece el próximo enero.

El momento de repartir la herencia muchas veces destruye la familia. Un amigo mío que hace tasaciones de cuadros cuenta que lo normal es que haya peleas entre hermanos por ver quién se queda con qué. 

Los herederos más ricos pueden perder el rumbo, reacios a trabajar por sueldos poco atractivos que no necesitan. La inactividad puede generar complejos de inferioridad: mientras que sus compañeros de trabajo tienden a ser más capaces con el correr de los años, muchos herederos simplemente se vuelven irrelevantes.

Se cayó la Superliga: a quienes beneficiaba y porqué no funcionó

Los que pasan a hacerse cargo de la empresa familiar muchas veces se encuentran con que el tema los supera. Cuatro de los 12 propietarios de clubes de fútbol que estaban detrás del desastroso plan de la Superliga Europea eran herederos. Un quinto, Steven Zhang, presidente del Inter de Milán de 29 años, había recibido el club de su padre multimillonario.

Sin embargo, los temas de la movilidad descendente y la herencia trascienden a las familias. Years & Years retrata a todo un país en decadencia, el Reino Unido. Si a eso le agregamos la pandemia y el cambio climático, el resultado es el mundo actual.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • RDP

    Roque Donato Pisani

    Hace 4 días

    Los gobiernos deberían limitar, la cantidad de riqueza heredada. Se debería buscar que todos tengan un punto de partida similar, con igualdad de oportunidades y no debería ser la condición de nacimiento. la que determine el resto de la vida de una persona.

    Ver más

    0
    0
    Responder