FINANCIAL TIMES

Alerta: el precio del petróleo alcanza su máximo en tres años tras cancelación de reunión de la OPEP+

Arabia Saudita y Rusia no logran convencer a los Emiratos Árabes Unidos de que den marcha atrás en sus objetivos de producción

Los precios del petróleo alcanzaron su nivel más alto en tres años después de que la OPEP y sus aliados abandonaran una decisión sobre el aumento de la producción de petróleo, ya que Arabia Saudita, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) tuvieron problemas para llegar a un compromiso.

Los ministros de petróleo de la OPEP+ debían volver a reunirse el lunes tras no haber logrado un acuerdo a finales de la semana pasada, con los EAU irritados por un objetivo de suministro que consideran demasiado bajo y que subestima su capacidad de producción.

Sin embargo, las conversaciones bilaterales de alto nivel no lograron superar el estancamiento y alcanzar la unanimidad necesaria antes del inicio previsto de la reunión formal, por lo que se canceló el encuentro virtual.

La lección que Chile le puede dar a los otros países emergentes de la región

La reunión ha sido "suspendida", según declaró Mohammed Barkindo, secretario general de la OPEP, a los ministros. "La fecha de la próxima reunión se decidirá a su debido tiempo".

Una persona familiarizada con la política de Arabia Saudita dijo que la postura de los EAU puso un acuerdo fuera del alcance y ahora los precios probablemente subirán como resultado.

"Hemos perdido una buena oportunidad de ayudar al mercado a aliviar una escasez temporal", dijo. "Ellos [los EAU] tienen que asumir ahora la subida de los precios del petróleo".

El crudo Brent, la referencia internacional, subió tras la noticia hasta los u$s 77,09 el barril, ganando un uno por ciento para alcanzar el nivel más alto desde 2018. El West Texas Intermediate, de referencia en Estados Unidos, subió a u$s 76,20 el barril.

El impuesto a las multinacionales ya tiene acuerdo, pero todavía enfrenta desafíos

"El aplazamiento de la reunión de la OPEP+ acerca al mercado a un agosto sin barriles extra de la alianza, y por eso los precios del petróleo saltaron inmediatamente con la noticia", dijo Louise Dickson, de la consultora Rystad Energy.

Riad y Moscú han impulsado una propuesta para aumentar la producción en 400.000 barriles diarios cada mes desde agosto hasta diciembre y para ampliar el acuerdo de suministro OPEP+, acordado el año pasado, más allá de su fecha de finalización prevista para abril de 2022.

Economistas prevén al menos dos subas de la tasa de interés para fines de 2023

Aunque los EAU han dicho que apoyan el aumento de la producción, han exigido que su propia producción de referencia -a partir de la cual se calculan los recortes de suministro- tenga en cuenta su mayor capacidad de producción y se revise antes de acordar la ampliación del acuerdo.

Personas familiarizadas con la posición de los EAU dijeron que Arabia Saudita y Rusia necesitaban más tiempo para discutir la posición de Abu Dhabi, que se mantiene sin cambios.

"No hay ningún aplazamiento", dijo una persona familiarizada con la posición saudita y rusa. "Los EAU han bloqueado la decisión, por lo que la reunión se ha cancelado. Los niveles actuales de producción continúan como están".

Los precios del petróleo han subido un 50% desde principios de este año, ya que la demanda se ha recuperado de la profundidad de la pandemia, y las campañas de vacunación han permitido a los países ricos empezar a reabrir.

El oro acaba de cerrar su peor mes desde 2016

La OPEP+ redujo la producción de petróleo en casi 10 millones de barriles al día el año pasado, casi el 10% de la demanda anterior a la pandemia, al caer el consumo, y en los últimos meses ha vuelto a añadir lentamente suministros al mercado. Los recortes actuales se sitúan en algo menos de 6 millones de barriles diarios.

Los analistas señalan que la solución a la queja de los EAU sobre su cuota de referencia se complica porque probablemente implicaría tener que revisar los objetivos de otros países, lo que podría dejar a algunos de los mayores productores -incluida Rusia- con una cuota menor.

El enfrentamiento ha puesto de manifiesto las crecientes tensiones entre Arabia Saudita y los EAU, tradicionalmente aliados en la política del Golfo y dentro de la OPEP. Los EAU han realizado grandes inversiones para aumentar su capacidad de producción de petróleo en los últimos años.

El astuto plan de China para ganarle a EE.UU. en donde más le duele: el capitalismo de las ventas por internet

Algunos analistas advierten de que las tensiones en el grupo OPEP+ podrían acabar provocando un aumento de la oferta si el acuerdo subyacente se deshace, dejando a los productores sin restricciones de producción.

El año pasado, Arabia Saudita elevó bruscamente la producción al comienzo de la pandemia, después de que Rusia se negara a unirse a ella inicialmente en el recorte de los suministros, lo que agravó el desplome de los precios cuando los cierres y las restricciones a los viajes empezaron a frenar la demanda.

El acuerdo para recortar la producción el pasado mes de abril fue parcialmente negociado por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que pidió que se detuviera la guerra de precios que estaba golpeando a la industria petrolera de esquisto de Estados Unidos.

La semana pasada, la administración de Biden dijo que estaba preocupada por el alcance de la suba de los precios del petróleo en los últimos meses, un movimiento que los analistas vieron como una señal a los aliados en el Golfo, incluyendo Arabia Saudita y los EAU, de que le gustaría ver una mayor producción para enfriar el repunte.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios