Bitcoin: para el FMI puede amenazar la estabilidad del sistema monetario

La entidad crediticia reitera su preocupación mientras el país latinoamericano se prepara para la implementación del programa en septiembre

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido sobre el uso de criptomonedas como moneda de curso legal, poco más de un mes antes de que El Salvador se convierta en la primera nación del mundo en permitir el uso de bitcoin para pagar desde cortes de pelo hasta impuestos.

La entidad crediticia, con sede en Washington, afirmó en una publicación de blog a finales de julio que el uso generalizado de las criptomonedas amenazaría la "estabilidad macroeconómica", y potencialmente también perjudicaría la integridad financiera, por los vínculos de las criptomonedas con las actividades ilícitas.

El FMI no se refirió directamente a El Salvador. Sin embargo, al estar en conversaciones con el país latinoamericano sobre un préstamo de u$s 1 mil millones, su advertencia sugiere que los planes del presidente Nayib Bukele, de 40 años, podrían complicar las relaciones.

Criptomonedas: la SEC advierte sobre un "salvaje Oeste" y pide más controles por estafas

"No creo que hayan considerado todas las implicaciones", dijo Ricardo Castaneda, economista senior y coordinador para El Salvador del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), un grupo de expertos. "Es un experimento. Será interesante ver si funciona o no, pero las implicaciones, si no funciona, son muy graves".

Bukele hará que el bitcoin sea moneda de curso legal a partir del 7 de septiembre. Afirma que esto le dará paso a la prosperidad y será "un gran paso adelante para la humanidad".

Su plan se basa en un plan piloto en "Bitcoin Beach", un centro turístico de surf en Playa El Zonte, El Salvador, en el que a los lugareños les pagan con bitcoin y utilizan bitcoin para las transacciones cotidianas. Se lanzó en 2019 con el respaldo de un donante anónimo de bitcoin estadounidense.

El presidente afirma que la adopción de la criptomoneda en todo el país ayudará al 70% de la población que no tiene acceso a los servicios financieros tradicionales en un país que adoptó el dólar hace dos décadas. No ha descartado colocar algunas reservas del banco central en criptomonedas.

Quiere utilizar la energía geotérmica de los volcanes para minar bitcoin en el país, aunque los detalles son aún poco claros. También lanzará una billetera digital llamada "Chivo" -que en El Salvador significa chévere- que les ofrecerá a los ciudadanos u$s 30 en bitcoin para incentivar su uso. El operador de cajeros automáticos de bitcoin, Athena, está instalando 13 máquinas en centros comerciales.

Pero el Banco Mundial se ha negado a ayudar en la implementación del uso de bitcoin en El Salvador y el FMI ha advertido previamente sobre "cuestiones macroeconómicas, financieras y legales que requieren un análisis muy cuidadoso".

Los planes han dejado desconcertados a muchos en el mundo financiero y a los salvadoreños perplejos.

Por qué los ETF rompen récords y se convirtieron en la inversión estrella de Wall Street

Los precios de los bonos cayeron como consecuencia. Mientras tanto, el país enfrenta una situación fiscal "crítica", con una deuda del 89% del Producto Bruto Interno, un déficit fiscal para 2020 del 10,1% del PBI y u$s 2 mil millones en pagos de deuda que vencen este año, añadió Castaneda del ICEFI.

En una encuesta realizada por la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, más del 90% de los encuestados no quieren verse obligados a aceptar bitcoin como medio de pago y tres cuartas partes prometieron que seguirían utilizando dólares. Una encuesta de la Universidad Francisco Gavidia reveló que el 44% esperaba que esto empeorara la economía.

"Supongo que la aceptación será limitada", dijo Risa Grais-Targow, directora para América latina de la consultora Eurasia Group. "Todavía hay muchas interrogantes sobre si esto puede despegar realmente".

Pero los defensores de las criptomonedas alegan que el historial latinoamericano de colapsos financieros e hiperinflación hace que toda la región sea ideal para las criptomonedas, ya que la gente común busca formas de protegerse de los eventos económicos erráticos.

Argentina está luchando contra una carga de deuda insostenible y la amenaza periódica de impago, mientras que la economía de Venezuela se ha contraído un 75% desde 2013. La tasa de cambio oficial es de 3,3 millones de bolívares por dólar (la tasa de cambio en el mercado negro es de miles de millones) y la inflación anual supera el 2600%.

"Con bitcoin, por primera vez en mucho tiempo, la gente en América latina ha visto a un activo que se puede apreciar en términos de dólares", dijo Mauricio Di Bartolomeo, director ejecutivo de Ledn, una compañía de activos digitales con sede en Toronto.

"A la gente de América latina le han quitado sus granjas y han visto cómo los bancos se desmoronan de la noche a la mañana, así que en cierto modo el bitcoin es más seguro que otros activos"

Los creyentes del bitcoin señalan a bancos como Citi, que está sopesando lanzar servicios de criptografía, como señal de que se está popularizando.

"El bitcoin es un mesías", dijo Cristian Cabrera, un autodenominado asesor de criptomonedas argentino de 37 años de edad, mientras almorzaba en Bitcoin Embassy, el primer criptocafé de la Ciudad de México. "Representa la igualdad para todos".

"Estamos construyendo la infraestructura para la economía del futuro", dijo Emiliano Grodzki, director ejecutivo de Bitfarms, una empresa de minería de bitcoin que cofundó en Toronto tras sufrir la inflación y las devaluaciones en su natal Argentina.

"En este nuevo ecosistema, sustituimos los bancos centrales. Es un paradigma totalmente nuevo", le dijo al Financial Times después de que su compañía cotizara en el Nasdaq en junio.

En México, Ricardo Salinas, el tercer hombre más rico del país, dijo que tiene el 10% de su cartera líquida en bitcoin. En junio expresó su apoyo a la moneda en Twitter y dijo que estaba trabajando para que su Banco Azteca fuera el primer banco del país en aceptarla.

Sin embargo, al día siguiente, el banco central, la Secretaría de Finanzas y el organismo regulador bancario respondieron diciendo que los bancos mexicanos no están autorizados a ofrecer operaciones en bitcoin y advirtiendo sobre los riesgos.

En Paraguay, el congresista Carlos Rejala ha presentado un proyecto de ley para regular el bitcoin y su minería. Una universidad incluso permite pagar las tasas de matrícula en criptomonedas.

A pesar del escepticismo, los defensores siguen firmes. Lorena Ortiz, propietaria de Bitcoin Embassy, el bar de Ciudad de México, cuenta con clientes de 78 años y de 16. "Las criptomonedas no son sólo una moda pasajera", dijo. "Llegaron para quedarse".

Tags relacionados

Comentarios

  • JC

    John Connor

    24/08/21

    eso es VERSO lo que no quieren los bancos es perder el poder
    tarde o temprano lo van a perder
    todos los bancos caeran

    2
    0
    Responder