Covid: los avances en vacunas contrastan con la frustrante lentitud para dar con los antivirales

Los fármacos hasta ahora identificados no dieron resultado.

La búsqueda de una píldora que proteja a las personas de los efectos del Covid-19 está frustrando a los científicos, lo que sugiere que el objetivo del gobierno británico de contar para este otoño boreal con dos medicamentos antivirales eficaces será difícil de cumplir.

Los expertos recibieron con satisfacción al nuevo grupo de trabajo del gobierno para acelerar la búsqueda con inversiones en un área farmacéutica descuidada pero vital. Pero muchos aún no están convencidos de que los fármacos que se están desarrollando puedan utilizarse para tratar pacientes en pocos meses.

Steve Bates, CEO de BioIndustry Association, que participó de cerca en la creación del grupo de trabajo dedicado a las vacunas, en el cual se basó la nueva iniciativa para encontrar antivirales, sugirió que los objetivos son diferentes, pero cuentan con niveles de riesgo similares.

La colchicina: el medicamento que reduce el riesgo de complicaciones por coronavirus

"Es como comparar la llegada al Polo Norte con escalar el Everest", dijo. Sin embargo, el objetivo claro de "tener al menos dos tratamientos eficaces este año, ya sea en forma de pastillas o cápsulas... es realmente bueno porque es muy claro", añadió.

Una diferencia entre los dos grupos de trabajo es la decisión de convocar un concurso para contratar a un profesional que presida la tarea de los antivirales, con un salario de 63.000 libras al año y que trabaje un mínimo de tres días por semana.

Los científicos apuntan a tener al menos dos tratamientos eficaces

La tarea de esa persona no se limitará al objetivo de producir "dos tratamientos antivirales eficaces que puedan utilizarse en otoño/invierno de 2021". La persona designada "también tendrá que crear una reserva de nuevos antivirales adicionales para su posible uso en 2022 y en adelante, asegurándose de que haya cadenas de fabricación y suministro sólidas", dice el anuncio de trabajo.

Aunque el ensayo Recovery, de la Universidad de Oxford, recibe la admiración de todo el mundo por haber identificado fármacos que tratan los síntomas inflamatorios en la fase tardía de Covid-19, como la dexametasona, ni éste ni otros ensayos han encontrado un fármaco que sea muy eficaz para atacar directamente al virus.

La frustrante lentitud contrasta con el rápido desarrollo de una serie de vacunas muy eficaces.

"Creo que deberíamos intentar desarrollar un fármaco de este tipo que pueda beneficiar a la humanidad, pero no podemos sobreestimar los desafíos de tal aspiración", dijo Kin-Chow Chang, profesor de la universidad de Nottingham, que ha probado medicamentos en animales para descubrir un antiviral para el Covid-19.

Los médicos han utilizado el remdesivir de Gilead, una infusión originalmente diseñada para el ébola pero ahora aprobada para el Covid-19 en el Reino Unido y Estados Unidos, donde se utiliza habitualmente. Pero un estudio de la Organización Mundial de la Salud concluyó que no tenía un impacto sustancial en las posibilidades de supervivencia del paciente.

Coronavirus: la OMS reveló cuál es el único medicamento efectivo en enfermos graves

Otros intentos han fracasado, entre ellos uno para investigar el uso de fármacos contra el VIH, y un candidato biológico que Merck decidió abandonar la semana pasada, alegando que los datos adicionales solicitados por el regulador estadounidense harían que tardara demasiado en salir al mercado.

Los antivirales son muy difíciles de crear: los científicos deben profundizar en los mecanismos del virus para identificar cómo impedir que se replique, en lugar de centrarse en la superficie, como hicieron los fabricantes de vacunas con la proteína espicular. Los fármacos deben ser capaces de seguir el ritmo de la evolución del virus y a menudo se toman combinados de manera tal que para el virus sea más difícil evadirlos.

Para la OMS, el Remdesivir no reduce la mortalidad de pacientes con coronavirus

Ya hay fármacos prometedores en ensayos con humanos, incluido un tratamiento reutilizado para la gripe, y otros nuevos. El profesor Peter Horby, que ayuda a dirigir el ensayo Recovery, dijo que era necesario contar con el nuevo grupo de trabajo porque podría tomar productos en fase inicial y acelerarlos.

"Es un mercado difícil, por lo que la economía del desarrollo de este tipo de fármacos no es muy buena, y por eso se necesita inversión pública", dijo.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados

Comentarios

  • %%

    %u7075%u513F %u9646

    Hace 11 días

    Aunque las teorías de la conspiración de la "fuente del virus" están surgiendo, al final la verdad y la ciencia superarán las mentiras y los prejuicios.

    Ver más

    0
    0
    Responder