Financial Times

Alza de tasas de interés pone en peligro el último auge de los mercados emergentes

Para algunos analistas, esta vez la situación será similar a 2013, cuando los inversores huyeron de los activos de emergentes después de que la Fed anunció el fin de las políticas monetarias ultrablandas

La carrera por comprar activos de mercados emergentes iniciada en el peor momento de la crisis del coronavirus hace un año se enfrenta a su primera prueba. Las tasas de interés en Estados Unidos revive los recuerdos del llamado "taper tantrum", la volatilidad desatada en los mercados en 2013 cuando la Fed anunció que buscaría estrategias para retirar estímulo.

Las acciones de los mercados emergentes subieron casi 90% en términos de dólar desde el nivel más bajo de marzo hasta el pico máximo registrado la semana pasada, según el índice de acciones MSCI que abarca 27 países. El alza se debió en parte a la feroz búsqueda de rendimientos que se desató después de que el estímulo del banco central deprimió las tasas de interés en los mercados desarrollados colocándolas en mínimos históricos.

Pero la fuerte caída que tuvieron los precios de los bonos soberanos de mercados desarrollados desde comienzos de 2021 subió considerablemente los costos del endeudamiento y empieza a impactar en los mercados emergentes. El índice MSCI de acciones de mercados emergentes retrocedió 5% desde el máximo de la semana pasada, reflejando descensos en países desde China hasta Turquía y Brasil.

Alerta inversor: sube la tasa en EE.UU. pero bonos argentinos sufren más por factor local

"No hay duda de que la curva de rendimiento que se está empinando en todo el mundo empieza a extenderse a otros mercados de activos y lo último que necesitamos ahora es una venta masiva a gran escala en el mercado de bonos y acciones", señaló Win Thin, director global de estrategia cambiaria en Brown Brothers Harriman.

Para algunos analistas, la situación es similar a la de 2013, cuando los inversores huyeron de los activos de mercados emergentes después de que la Reserva Federal de EE.UU. anunció el fin de las políticas monetarias ultrablandas que les habían dado impulso.

Thin de BBH señaló que probablemente esta vez la Fed busque, para tranquilidad de los mercados, retirar lentamente las extraordinarias medidas de estímulo que implementó durante las profundidades de la crisis del Covid-19.

Indicadores de bienestar miden mejor que el PBI, con retroceso en los emergentes

Sin embargo, algunos sectores sienten la presión. Los mercados chinos, que se encuentran entre los de mejor desempeño debido a que el país se recuperó rápido del coronavirus, registraron caídas la última semana.

El índice CSI 300 de acciones chinas retrocedieron alrededor de 6% en dólares desde su máximo de febrero, mientras que el mercado tecnológico ChiNext de Shenzhen, se hundió 13%. Turquía, otro gran mercado emergente, registró un descenso cercano a 8% desde el 15 de febrero, según un índice MSCI.

Mientras tanto, los mercados brasileños enfrentan serios problemas desde que el presidente Jair Bolsonaro despidió al jefe de la petrolera estatal Petrobras por no mantener bajos los precios de los combustibles.

Sin embargo, algunos analistas e inversores sostienen que las expectativas de que mejore el panorama económico en muchos países ayudarán a mitigar el riesgo que plantea el aumento de las tasas de interés mundiales.

Tom Clarke, socio y administrador de carteras de William Blair Investment Management, dice que con la aparición de las vacunas "se puede debatir cuántos trimestres de ingresos perdidos o reducidos habrá, pero es algo que se puede analizar detenidamente, incluso si se extiende mucho en el tiempo. Eso ha provocado un cambio radical en las acciones y monedas de mercados emergentes".

Eso, aseguró, forma parte de un cambio más fundamental. Antes de la pandemia, varios factores pesaban en contra de los mercados emergentes: el proteccionismo en EE.UU. y en otros países, las crecientes tensiones entre Norteamérica y China, la incertidumbre sobre el Brexit. Todos ellos se han resuelto en mayor o menor medida.

"Durante varios años preocupaba que hubiera un aterrizaje forzoso en China y, como vimos, tuvo un crecimiento positivo el año pasado", agregó.

Sin embargo, no todos los mercados emergentes saldrán de la pandemia de la misma forma. Un factor crucial para sus perspectivas será su capacidad de generar inversiones productivas.

Como muestra un análisis reciente de FT, la inversión extranjera directa el año pasado se desplomó en todo el mundo, pero se mantuvo notablemente bien en Asia. En China e India, creció 4% y 13%, respectivamente. Por el contrario, África y América latina registraron las mayores contracciones en muchos componentes de la IED, incluidas las fusiones y adquisiciones, el financiamiento de proyectos y las inversiones nuevas, que son las que generan nuevos puestos de trabajo.

Los inversores también recibieron con los brazos abiertos el gasto interno. Parte de la respuesta de India a la pandemia fue elevar 50% el gasto público en infraestructura comparado con su promedio de diez años. Brasil, donde esta inversión hace décadas es limitada, concentró su respuesta a la pandemia en los subsidios al consumo, populares en términos políticos, pero que no son tan positivos para generar crecimiento.

El despido del CEO de Petrobras le saldrá caro a Bolsonaro

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil y su ministro de Economía Paulo Guedes

Al igual que en las economías avanzadas, la estrategia de muchos inversores de mercados emergentes se centra en la tecnología. Durante los últimos doce meses, las acciones del fabricante de vehículos eléctricos Tesla subieron 350% en Nueva York. Las acciones de Nio, su rival chino, que también cotiza en Nueva York, treparon más de 1000%

A Paul Korngiebel, administrador de carteras de emerging markets en Boston Partners, le preocupa que en algunos sectores los inversores hayan traído al presente demasiado crecimiento futuro y que algunas valuaciones sean exageradas. Por el contrario, ve oportunidades en sectores como las aerolíneas regionales, que quedaron aplastadas porque quizás fueron descartadas prematuramente de los portfolios de inversión.

Traducción: Mariana Oriolo


Tags relacionados

Compartí tus comentarios