VIOLENCIA EN SUDAN DEL SUR TENSIONA AHORA AL MERCADO

Africa, nuevo foco de conflictos para la producción de petróleo

El continente africano logró desplazar a Medio Oriente como fuente de problemas para la industria petrolera. A conflictos en Nigeria y Libia, ahora se sumó una crisis en Sudán

La crisis en Sudán del Sur, que ya causó cientos de muertes, empezó a afectar las existencias globales de petróleo al agravar los efectos de la menor producción en Nigeria y Libia, lo que a su vez tensiona los precios del mercado.
Actualmente no es Medio Oriente, sino frica el foco de preocupación por el abastecimiento mundial de crudo, como consecuencia de los recientes conflictos que estallaron en los tres países ricos en petróleo.
La gente ya espera que haya menor suministro, aseguró Ali al-Naimi, el veterano ministro del petróleo saudita, este fin de semana en una inusual advertencia. El domingo los rebeldes capturaron Bentiu, la capital de Unity, un estado de Sudán del Sur muy rico en petróleo, lo que intensificó la preocupación por los riesgos que corren los yacimientos petróliferos del país.
Las petroleras extranjeras que operan en Sudán del Sur empezaron a reducir la producción de crudo en algunos yacimientos, un proceso que tomaría varios días, contaron ejecutivos del sector. Antes de que estallara la crisis, el país extraía unos 250.000 barriles diarios.
Los ejecutivos, que no dieron sus nombres por cuestiones de seguridad, señalaron que no pueden cuantificar la pérdida de producción. Si bien podría ser relativamente pequeña, sirve para tomar conciencia que una escalada del conflicto podría significar un perjudicial golpe a la producción.
La pérdida dependerá de lo que suceda esta semana, comentó uno de ellos. Si continúan los enfrentamientos cerca de los yacimientos, veremos más pozos cerrados. Si ambos lados garantizan cierta seguridad, la producción seguirá adelante.
La crisis en Sudán del Sur se produce en un momento en que el mercado de petróleo se ve afectado por la pérdida de 350.000 b/d provenientes de Nigeria como consecuencia de sabotajes y robo, y de al menos 1,1 millones b/d provenientes de Libia, debido a enfrentamientos entre Trípoli y milicias locales.
El crudo Brent, la referencia mundial, llegó el lunes a u$s 112 el barril, el nivel más alto en dos semanas debido a la crisis en Sudán del Sur, lo que se suma a los problemas de abastecimiento que hay en el resto de Africa. La pérdida acumulada de producción en frica ahora ronda los 1,5 millones b/d, muy por encima del incremento total de producción de crudo registrado este año gracias a la revolución del shale en Estados Unidos.
Seith Kleinman, estratega de Citigroup en Londres, comentó que las interrupciones en el suministro apuntalaron los precios del petróleo en todo 2013.
Los precios del petróleo van camino a a alcanzar su tercer récord anual en 2013, con el crudo Brent promediando los u$s 108,6 el barril en lo que va del año. La media es levemente inferior a los récords de 2012 y 2011 de u$s 111 y u$s 110 respectivamente.
La crisis en Sudán del Sur mostró pocas señales de ceder este fin de semana. Los aviones militares norteamericanos recibieron disparos cuando trataron de rescatar a los estadounidenses varados en el empobrecido país del tamaño de Francia.
La semana pasada estalló un enfrentamiento entre dos facciones del ejército en Juba, la capital. Salva Kiir, el presidente del país, afirmó en la televisión nacional que el ejército había frustrado un intento de golpe organizado por un grupo de soldados leales al ex vicepresidente Riek Machar.
Kiir, que cuenta con el apoyo de la tribu Dinka, la más grande del país, este año destituyó a Machar, que es respaldado por la tribu Nuer, después de que sugirió que se presentaría como candidato presidencial en 2015. El conflicto derivó en una espiral de violencia política, sectaria y étnica que ya provocó cientos de muertes.

Tags relacionados