Si se prohíbe el fracking en EE.UU., subirá el petróleo

ExxonMobil advirtió que sin la fracturación hidráulica, las inversiones en el sector abandonarán el país y se trasladarán a otros. Tres candidatos demócratas a la presidencia norteamericana se oponen a la tecnología.

ExxonMobil advirtió que la inversión en energía abandonará EE.UU. si el gobierno prohíbe el fracking, la técnica de perforación que si bien transformó la producción de petróleo, tiene la oposición de tres candidatos demócratas a la presidencia. La petrolera invirtió fuertemente en la cuenca Permian de Texas y Nuevo México, donde aumentó sus volúmenes un 72% interanual. La cuenca, que en un momento agonizaba, resurgió con fuerza por la perforación horizontal y la fracturación hidráulica, o fracking, que extrae el hidrocarburo no convencional que está atrapado en capas de roca a gran profundidad.

Los demócratas Kamala Harris, Bernie Sanders y Elizabeth Warren han pedido que se ponga fin al fracking en respuesta al temor por sus efectos sobre el medioambiente y el clima. Warren, senadora de Massachusetts, tuiteó en septiembre que en su primer día en la Casa Blanca prohibiría el fracking "en todas partes".

Durante la última década, Estados Unidos duplicó con creces la producción de petróleo crudo a 12 millones de barriles diarios, debido en gran medida a esa técnica de perforación. Ni el presidente Donald Trump ni su predecesor Barack Obama intentaron prohibir la tecnología.

La posibilidad de que cambie abruptamente la política inquieta a los ejecutivos del sector energético. Una prohibición universal podría llevar los precios del petróleo a u$s 85 el barril, comparado con los u$s 55 actuales en EE.UU., según Tudor, Pickering, Holt, un banco de inversiones.

"Creo que cualquier esfuerzo por prohibir el fracking o restringir la oferta no eliminará la demanda del recurso", dijo Neil Hansen, vicepresidente de relaciones con inversores en Exxon. "En todo caso, trasladará a otro país el beneficio económico que hoy recibe EE.UU., y potencialmente impactará en el precio de ese commodity acá y a nivel global".

El objetivo de Exxon es aumentar la producción de petróleo en la cuenca Permian a 1 millón de barriles diarios en los próximos cinco años. Hansen afirmó que la compañía sólo perforó unos "pocos cientos de pozos" de un inventario de más de 8000. A fines del tercer trimestre, tenía 55 torres de perforación en la cuenca.

Cuando un analista le preguntó sobre el riesgo político relacionado con las elecciones estadounidenses, Hansen aseguró que "existe riesgo político en casi todos los lugares donde operamos. Y contar con una cartera global como la que tenemos nos ayuda a mitigar el riesgo en cualquier jurisdicción potencial o específica".

Temas relacionados
Más noticias de fracking

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés