Para Bill Gates, desinvertir en hidrocuburos no impacta en el clima

El filántropo multimillonario asegura que, en vez de retirar financiación a esa industria, es más útil que los inversores brinden su respaldo a tecnológicas que ayudan a reducir las emisiones.

Los ecologistas pierden su tiempo presionando a los inversores para que se deshagan de los combustibles fósiles, según Bill Gates, el multimillonario fundador de Microsoft y uno de los filántropos más importantes del mundo.

Aquellos que quieran cambiar el mundo deberían poner su dinero y energía en las tecnologías disruptivas que disminuyen las emisiones de CO2 y ayudan a la gente a adaptarse al calentamiento global, afirmó Gates. a Financial Times

"La desinversión hasta ahora redujo probablemente unas cero toneladas de emisiones. Es como dejar sin capital a quienes producen acero y nafta", señaló Gates. "No conozco el mecanismo de acción por el que la desinversión impide que las emisiones aumenten cada año."

Los fondos de pensiones, la Iglesia de Inglaterra e incluso un vehículo de inversión para la fortuna petrolera de la familia Rockefeller están entre el creciente grupo de inversores que se deshicieron de sus participaciones en compañías de combustibles fósiles durante los últimos años, impulsados por la creencia de que el dinero puede ser una herramienta para combatir el cambio climático.

Sin embargo, Gates cuestiona la "teoría del cambio" de este movimiento desinversor con el argumento de que los inversores que quieren utilizar su dinero para fomentar el progreso obtendrán mejores resultados financiando negocios innovadores, como Beyond Meat e Impossible Foods, dos compañías de proteínas alternativas a las que él les ha brindado su respaldo.

"Cuando tomo millones de dólares y creo empresas de energías innovadoras y financio sólo empresas que, si tienen éxito, reducirán los gases invernadero en un 0,5%, entonces sí que veo algo similar a 'causa efecto", afirmó.

Los activistas sostienen que los argumentos en contra de la desinversión en combustibles fósiles carecen de solidez. La idea no es privar de capital a las empresas sino quitarles la "licencia social para operar" y ayudar a los gobiernos a actuar sobre los problemas del clima acabando con el poder que tienen las compañías de combustibles fósiles sobre los políticos, según el grupo estadounidense 350.org, que ha conseguido el compromiso de más de 1100 inversores de eliminar o reducir sus participaciones en empresas de combustibles fósiles.

La teoría se basa en el movimiento de desinversión proveniente de Sudáfrica en la década de los 80, según Richard Brooks, coordinador de las campañas de desinversión en 350.org. "Queremos campañas que produzcan cambios reales", sostuvo. "El desmantelamiento del sistema del apartheid estuvo ligado al movimiento de desinversión. No fue el único factor, pero sí uno definitivo".

La Fundación Bill & Melinda Gates publicó recientemente su informe Goalkeepers, que mide el progreso mundial hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. En la Asamblea General de Naciones Unidas de esta semana, los líderes del mundo se comprometerán a lograr estos objetivos en 2030. Pero Gates expresó: "Si uno compara el ritmo de avance con las metas que el mundo ha fijado. . . No estamos para nada cerca de mejorar lo suficientemente rápido como para lograr estos objetivos", aseguró Gates a Financial Times. "Es injusto que la gente que más sufre sean los agricultores más pobres del mundo. Ellos no han hecho nada para provocar el cambio climático, pero como sus vidas dependen de la lluvia, son los primeros perjudicados", agregó.

A sus ojos, la clave de todo esto está en reducir la inequidad. "El gran foco acá es que pensemos que los chicos no deberían morir a los 5 años y que la gente debería tener la oportunidad de recibir una buena educación", señala en el informe anual Goalkeepers publicado hace unos pocos días.

Tags relacionados