NYSE disputa al Nasdaq la salida a bolsa de las grandes tecnológicas

Después de recibir a Snap y Spotify, la Bolsa de Nueva York está lista para dar batalla por Uber y Airbnb, gigantes tech que pronto debutarían en el mercado público

Desde que las salidas a Bolsa de compañías tecnológicas irrumpieron en la imaginación pública hace más de dos años, la bolsa de valores Nasdaq es sinónimo de gigantes online que ayudan a definir la era moderna.

Pero en el término de un año en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE, por sus siglas en inglés) aterrizaron dos ofertas públicas iniciales de altísimo perfil: la controlante de la aplicación de mensajería Snapchat en marzo de 2017 recaudó u$s 3900 millones y este mes debutó en la misma plaza el servicio de streaming de música Spotify.

Eso plantea dudas sobre quién es el nuevo rey de las ofertas públicas iniciales (IPO, por sus siglas en inglés) en un momento en que se cree que las apuestas serán aún mayores.

En Wall Street las expectativas están puestas en que el goteo de operaciones en 2018 tome ritmo en los próximos años, dado que se espera que compañías como Uber y Airbnb, que actualmente se negocian en el ámbito privado, salten al mercado público.

John Tuttle, director de Cotizaciones en la NYSE, admitió que la bolsa demoró en despegar porque una serie de compañías ahora de renombre como Amazon prefirió salir a bolsa en el Nasdaq. El Nasdaq sufrió una caída de su reputación con la IPO de Facebook en 2012 en la que por un contratiempo técnico, entre otros motivos, la apertura se demoró y fue caótica. Esa situación le dio impulso a la NYSE.

La bolsa, que pertenece a Intercontinental Exchange, finalmente entendió que las compañías tecnológicas serían los nuevos titanes del sector, cambió los estándares para las ofertas iniciales de acciones y comenzó una contratación agresiva de personal de Silicon Valley. La porción de operaciones con tecnológicas realizadas en la NYSE se disparó de sólo un sólo dígito a fines de 1990 a 52% de 2013 a 2015, según Dealogic.

"La NYSE siempre fue hogar de compañías innovadoras, la tecnología es la siguiente fase en innovación", dijo Tuttle. "Modernizamos nuestras normas para las cotizaciones directas en febrero, una medida que prepararía el escenario para otros decacornios tecnológicos –que son los unicornios valuados en u$s 10.000 millones o más– que quizás quieran probar el enfoque de Spotify y lanzar sus acciones a la bolsa sin recaudar dinero.

Nasdaq también obtuvo éxitos recientes. La compañía de almacenamiento en la nube Dropbox eligió al Nasdaq y recaudó u$s 869 millones mediante una IPO el mes pasado. Y en su sede central en Times Square, Nasdaq le encargó al veterano de la bolsa Nelson Griggs la supervisión de su división de soluciones corporativas, que vende a las compañías servicios de relaciones con inversores y salidas a Bolsa. "La lógica de combinar ambas ofertas de servicios es que en muchos casos tienen al mismo consumidor final: CEO, directores financieros y miembros de directorios", explicó Griggs.

Si bien la NYSE dominaba las IPO tech en 2017 con 51% de las operaciones y 80% del dinero recaudado, el Nasdaq capturó el 85% de las salidas a Bolsa tecnológicas en 2016 y en lo que va de este año lleva ventaja con el 54%, según Dealogic.

"Los números indican que que nos estamos recuperando de Facebook", dijo Griggs, presidente de la bolsa del Nasdaq.

Un desglose de cifras muestra que el tamaño promedio de las IPO en la NYSE es superior al del Nasdaq. Si bien el Nasdaq fue hogar de más debuts tecnológicos –183 para el Nasdaq versus 160 para NYSE desde 2010– , la NYSE obtuvo las IPO tecnológicas más grandes en los últimos años. Recaudó u$s 74.400 millones desde 2010 comparado con los u$s 49.600 millones del Nasdaq.

La NYSE y el Nasdaq se rigen por diferentes estándares para las salidas a Bolsa, lo que puede influir al momento de decidir dónde hacer la operación.

Tanto Spotify como Dropbox no hicieron comentarios oficiales, pero ejecutivos de otras compañías indicaron que la elección de la bolsa es personal.

Tags relacionados