SE ESPERA QUE EL ENCUENTRO ENTRE LOS L DERES PONGA UNA PAUSA A LA GUERRA COMERCIAL

Los inversores esperan nerviosos el encuentro Trump - Xi en G20

Aunque es bastanta improbable un acuerdo total, las esperanzas están puestas en que haya un principio de resolución o una pausa en las tensiones bilaterales

El escenario está preparado en Buenos Aires. La semana próxima se verán cálidas sonrisas y saludos entre los presidentes de EE.UU. y China, en la cumbre del G20.

Pero los inversores estiman que será diferente la dinámica detrás de escena, teniendo en cuenta los últimos meses de tensión por el poder y el comercio entre Donald Trump y Xi Jinping.

Durante el año en que se intensificaron las discusiones comerciales, los inversores fueron víctimas de la creciente incertidumbre y el turbulento comportamiento de los mercados globales.

Las acciones chinas se derrumbaron 27% desde su pico de este año en enero, lo que convirtió a China en el mercado de acciones grande con peor desempeño en 2018. Mientras tanto, las acciones tecnológicas más grandes de Estados Unidos entraron en un mercado bajista después de haber perdido más de u$s 1 billón en capitalización bursátil.

Todos los ojos están puestos en el encuentro del G20 de fines de noviembre, a la espera de si el impasse comercial se resuelve, se mantiene igual o si empeora. Junto con el alza de las tasas de interés, las nubes sobre el crecimiento económico global y la tensión política en otros lugares, los inversores esperan la cumbre con algún grado de inquietud.

Estados Unidos este año anunció tres rondas de aranceles para China que representan gravámenes sobre mercaderías por u$s 250.000 millones, mientras que China respondió con derechos aduaneros sobre productos norteamericanos por u$s 50.000 millones y planea sumar otros u$s 60.000 millones.

El arancel de 10% de Trump sobre productos chinos por u$s 200.000 millones subiría a 25% en año próximo, a menos que lleguen a un acuerdo en las próximas semanas.

"El encuentro de los dos presidentes cada vez se ve más como una gran oportunidad de romper una espiral negativa en los mercados financieros", dijo Andrew Milligan, director de estrategia global en Aberdeen Standard Invesments.

"Si bien es bastante improbable un acuerdo total o resolución completa para todos los temas comercio, tecnología, propiedad intelectual, seguridad, incluso un cese del fuego temporario, un compromiso a seguir conversando y solucionar algunos de los asuntos más sencillos ayudaría a calmar los nervios del mercado al menos un compromiso a seguir conversando y solucionar algunos de los asuntos más sencillos.

Los inversores están tratando de ver más allá de las constantes acusaciones de prácticas comerciales predatorias que hacen las dos superpotencias. El martes la administración Trump dijo que China "había tomado acciones aún más inaceptables en los últimos meses" en términos de propiedad intelectual.

Cualquier cese del fuego, y si hay señales de un repunte de la actividad global, podría incentivar a los inversores a invertir dinero que por ahora mantienen fuera de los mercados, lo que impulsaría una recuperación a fin de año.

Pero si los dos presidentes no pueden acordar o "incluso deliberadamente encuentran áreas de desacuerdo para transmitir mensajes a sus audiencias locales", muchos inversores asumirán una postura mucho más defensiva como retener liquidez, opina Milligan. "Los niveles de liquidez son superiores al promedio pero no son muy elevados en las carteras de los administradores de fondos", agregó.

Las esperanzas de que haya un acuerdo en el G20 disminuyeron tras el reciente Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC). Por primera vez en sus treinta años de historia, el encuentro no produjo un comunicado conjunto.

Tai Hui, director de estrategias de mercado para Asia Pacífico en JPMorgan Asset Management, dijo que la reunión de la APEC reveló diferencias significativas entre Washington y Beijing sobre temas comerciales, lo que significa que es "altamente improbable" que haya un "avance importante" que suavice las tensiones.

El resultado más probable del G20, dijo, es que China y Washington mantengan un diálogo abierto incluso si los líderes "acuerdan discrepar", lo que el mercado recibiría como resultado "moderadamente positivo" pese al aumento de los aranceles fijado para entrar en vigencia el año próximo.

Si bien los banqueros pronostican una serie de potenciales escenarios para la cumbre del G20 y los próximos meses, algunos piensan que el resultado más probable sea "una pausa" en el conflicto comercial.

La incertidumbre que provoca el impasse comercial, entre otros factores, asustó a los inversores y los llevó a tomar ganancias en sectores, como tecnología, que se habían ido a las nubes en la última década.

Oliver Jones, de Capital Economics, dijo que la tecnología se encuentra "entre los más vulnerables" a una mayor escalada de la guerra comercial entre EE.UU. y China y es susceptible a la debilidad de las economías de China y EE.UU. "Seguimos opinando que las acciones de empresas tecnológicas será las de peor desempeño mientras los mercados de acciones de todo el mundo caen mucho más entre ahora y fines de año próximo", agregó.

Tags relacionados