LA MONEDA SE APRECIÓ M S DE 7% CONTRA EL EURO DESDE PRINCIPIOS DE FEBRERO

La solidez del dólar es un reto para las multinacionales de Wall Street

Muchas de las compañías del S&P 500 dependen de los ingresos extranjeros y, por lo tanto, el tipo de cambio les resulta desfavorable cuando la divisa se fortalece

La agitación de los mercados en Europa provocada por la creciente crisis política en Italia probablemente intensifique el fortalecimiento del dólar, por lo que en Wall Street se preguntan si las compañías multinacionales líderes verán algún impacto en sus ganancias generadas en el extranjero.

El dólar subió más de 7% contra el euro desde que la moneda única alcanzó su pico de u$s 1,25 a principios de febrero. Con la profundización de la crisis política italiana esta semana, el euro cayó a menos de u$s 1,15, su nivel más bajo desde julio de 2017.

Muchas de las compañías líderes del S&P 500 dependen de los ingresos provenientes del exterior y, por lo tanto, enfrentan una conversión cambiaria desfavorable cuando el dólar se fortalece. No es una ciencia perfecta ùlas empresas no desglosan de manera uniforme su dependencia de la facturación extranjera, y pueden cubrir su exposición cambiariaù pero probablemente sean pocas las que salgan ilesas si la tendencia alcista del dólar continúa.

Sin embargo, desde mediados de abril el dólar registra subas contra una canasta de monedas que incluye al euro. Ese movimiento se debe a que la economía da señales de mayor solidez.

"Un dólar estadounidense en alza se traduce en un viento en contra cambiario para muchas de las compañías del S&P 500," señaló Martin Jarzebowski, vicepresidente y gestor de carteras de Federated Investors.

El reciente avance del dólar coincide con la temporada de anuncios de resultados del primer trimestre por parte de las empresas norteamericanas. Pese al aumento del 25% interanual que se espera para el crecimiento de las ganancias corporativas en EE.UU. tras los recortes de impuestos, según FactSet, el S&P 500 no volvió a su niveles máximos récord registrados a fines de enero.

Eso refleja que algunos inversores sienten que los resultados quizás llegaron al pico del ciclo, temor que se confirmará si el avance del dólar sigue adelante.

David Donabedian, director de inversiones de CIBC Atlantic Trust, señaló: "No veo que esta suba del dólar de 4% o 5% provoque un cambio fundamental en los resultados" de las empresas. Si embargo, agregó que el rebote de la moneda "respalda la idea de que después del tercer trimestre vamos a tener una desaceleración de las ganancias".

Algunas industrias y sectores son más sensibles que otros a los cambios en el dólar. Las compañías tecnológicas como grupo, por ejemplo, generan más de la mitad de sus ingresos afuera de Estados Unidos. Los grupos de artículos de consumo masivo también tienen una significativa exposición al extranjero, mientras que las empresas de telecomunicaciones, servicios públicos y el sector de bienes raíces son mayormente locales.

"Los bancos regionales, las constructoras de viviendas ùhay todo un grupo de sectores económicos que realmente no tiene mucha exposición afuera los 50 estados", dijo Donabedian. "Pero el movimiento del dólar no fue suficientemente grande como para que influya, no hasta ahora".

Los datos de FactSet muestran que los analistas de Wall Street pronostican que las compañías que generan más de la mitad de sus ingresos fuera de Estados Unidos van a informar mayores ingresos y ganancias en el segundo trimestre comparado con aquellas empresas que tienen un foco más local y con el S&P 500 en general.

Un índice de S&P 500 que mide el desempeño de compañías cuyos ingresos tienen una exposición a EE.UU. superior al promedio ha retrocedido en lo que va del año, mientras que otro índice que mide a las compañías con mayor exposición al extranjero está casi 3% arriba. Sin embargo, con el desempeño de éstas últimas se ve más impulsado por el ánimo optimista o pesimista en cuanto a China que por los movimientos del dólar.

El reciente fortalecimiento del dólar ayuda a explicar por qué las acciones de empresas chicas, que tienden a generar la mayor parte de sus ingresos en el país, tuvieron mejor desempeño que el S&P 500. El foco local también las aisla de las tensiones comerciales que surgieron este año y las convierte en grandes beneficiarias del recorte de impuestos a las sociedades y de la solidez económica.

Según David Lefkowitz, estratega de acciones en UBS Global Wealth Management, un cálculo rápido indica que un movimiento de 10% en el dólar provoca un cambio de 2% en los resultados de las empresas del S&P 500.

Mientras tanto, , el fortalecimiento del dólar y el debilitamiento de la libra favorecen a las acciones internacionales en Londres, donde el índice FTSE 100 tocó su máximo histórico a principios de este mes.

"América del Norte representa cerca de 20% de los ingresos del FTSE All Share", señaló James Illsley, gestor de carteras de acciones de JPMorgan Asset Management, agregando que aproximadamente el 40% de los dividendos de empresas que cotizan en Gran Bretaña se declara en dólares: "Pensemos en las acciones grandes del sector petrolero, en HSBC... Uno puede recibir esos dividendos en libras esterlinas como inversor británico, por lo que la solidez del dólar obviamente ayuda".

Mike Fox, director de inversiones sustentables en Royal London, comentó que los diferenciales de crecimiento ùactualmente a favor de EE.UU. por sobre el Reino Unido y Europaù tienden a ser un impulsor a corto plazo de tipos de cambio clave... "Es muy útil para GlaxoSmithKline, AstraZeneca, BP", concluyó.

Tags relacionados