Ganadores y perdedores del barril de crudo a u$s 80

Crecen las arcas públicas de los países productores de petróleo, pero los conductores de las naciones consumidoras pagan más por el combustible. Con el Brent a u$s 80 el barril, ¿quiénes son los ganadores y los perdedores de la suba del crudo?

 

Entre los beneficiados están los grandes países productores de petróleo y las compañías energéticas.

En 2017, la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y Rusia comenzaron a limitar la oferta para impulsar los precios del crudo y los ingresos por exportaciones. Las economías productoras en general se han beneficiado y el valor del petróleo está otra vez ganando terreno desde que Irán recibió una nueva ronda de sanciones estadounidenses y, su vez, el sector energético de Venezuela se derrumba en medio de una severa crisis económica.

El repunte de los precios del crudo ya redujo el déficit presupuestario de Arabia Saudita, el cerebro de la OPEP, que en 2016 ascendía a 12,8% del PBI. Este año se calcula que caerá a 7%.

Las acciones de las principales compañías de gas y petróleo registraron alzas debido al incremento de los flujos de caja y de los resultados. El aumento de los ingresos mejoró las posibilidades de que suban los retornos de los accionistas; BP dio a entender que hará su primer aumento de dividendos desde 2014. El índice MSCI European Energy y el índice S&P 500, compuesto por compañías desde Royal Dutch Shell hasta Chevron, ambos treparon casi 15% desde fines de marzo.

Encabezan la lista de perdedores las líneas aéreas, los consumidores y la industria del transporte marítimo. El combustible para aviones representa una tercera parte de los gastos de los operadores de aerolíneas y los ejecutivos predicen que los costos se trasladarán a los consumidores mediante la suba del precio de los pasajes. Las acciones de American Airlines, que detuvo su programa de cobertura para blindar el precio del combustible, registraron caídas de 15% en este trimestre cuando revisó a la baja su pronóstico de ganancias para 2018.

Si bien el ministro de Petróleo de India advirtió sobre el "impacto negativo" que tendrá la suba del petróleo sobre los grandes países consumidores, los individuos también estarán pagando más por el combustible en las estaciones de servicio y en Estados Unidos éste podría ser el verano más caro en años. Según la AAA, el precio promedio en los surtidores es de u$s 2,91 el galón, casi 25% más que hace un año.

Las reducciones en el suministro de petróleo proveniente de los grandes países exportadores bajaron la demanda de buques justo cuando hay exceso de barcos petroleros listos para transportar crudo.

Tags relacionados