GE se protege ante la amenaza de “abismo fiscal

General Electric anunció el refinanciamiento de u$s 5.000 millones en bonos que vencían a principios del próximo año. Con esta medida, el grupo industrial estadounidense intenta evitar cualquier turbulencia de los mercados adelantándose a la posibilidad de un “abismo fiscal” de aumentos de impuestos y recortes del gasto.

Keith Sherin, director de Finanzas de GE, aseguró que la compañía ha estado trabajando para fortalecer su estado de situación patrimonial. La compañía se está preparando para el caso de que el año próximo comiencen a regir los incrementos de impuestos automáticos y bruscos recortes del gasto, si el Congreso de Estados Unidos no aprueba un acuerdo presupuestario.

A menos que el Congreso logre alcanzar un acuerdo, el escenario conocido como “abismo fiscal” comenzará a verse en enero, amenazando con hundir a la economía norteamericana en otra recesión.

General Electric vendió en octubre u$s 7.000 millones en bonos, se trató de la primera operación de ese tipo que hace la compañía en casi cinco años. De ese modo, logró refinanciar u$s 5.000 millones en deuda que vencía en febrero.

“La emitimos en octubre para que no tengamos que preocuparnos por lo que podría ocurrir si el abismo fiscal no se resuelve”, aseguró Sherin.

El grupo industrial resultó golpeado por la crisis financiera de 2008-2009, situación que lo llevó a perder su máxima calificación de crédito AAA y lo obligó a recortar sus dividendos.

Se espera que otras compañías imiten los movimientos de General Electric en el mercado de deuda.
 

Tags relacionados