Financial Times: Europa y China esperan cerrar un acuerdo de inversión antes de fin de año

Tras un 2020 complicado por la pandemia, este pacto sobre el acceso a los mercados representaría un éxito diplomático para ambas potencias. Atrás quedaron seis años de conversaciones.

China y la Unión Europea (UE) se apresuran a cumplir con el plazo de fin de año para sellar un muy deseado acuerdo de inversión, lo cual representa una señal de los esfuerzos del bloque para desarrollar lazos estratégicos con Beijing, incluso mientras revive las relaciones con los Estados Unidos.

La probabilidad de que el acuerdo se logre pronto está aumentando a pesar de la disrupción provocada por la crisis del coronavirus, dijeron funcionarios de ambas partes al Financial Times. Un cambio realizado por Beijing en la importante área de acceso al mercado le ha dado un impulso adicional al proceso, indicaron  funcionarios de la UE.

La UE ha anhelado durante mucho tiempo un acuerdo que les permita a sus compañías una entrada más amplia al mercado chino, y las dos partes acordaron el año pasado que debería concluirse a fines de 2020. Lograr un trato sería un éxito diplomático para ambas potencias. Se produciría semanas antes de la toma de posesión del presidente electo de EE.UU., Joe Biden, lo cual tiene el potencial de fomentar mejores lazos comerciales transatlánticos después de las tensiones con la administración Trump.

"Las negociaciones se encuentran ahora en la etapa final", dijo Zhang Ming, embajador de China en la UE, en una entrevista con el FT. "Ambas partes están trabajando en pro de finalizar las conversaciones a finales de este año".

Zhang dijo que las dos potencias habían logrado un consenso sobre las llamadas disposiciones de igualdad de condiciones y estaban enfocadas en cuestiones pendientes como el acceso al mercado y el desarrollo sostenible. Señaló los repetidos compromisos públicos del presidente chino, Xi Jinping, de llegar a un acuerdo.

"Es bastante inusual que un jefe de Estado chino le preste tanta atención a un acuerdo en negociación", dijo Zhang. "Esto expresa el compromiso político de China de promover la cooperación China-UE. Así que, estamos cruzando los dedos".

Personas cercanas a las negociaciones dijeron que el acuerdo impulsaría el acceso al mercado para las compañías europeas al consagrar compromisos sector por sector para eliminar o reducir barreras tales como requisitos de empresas mixtas y prohibiciones de inversión. Los sectores que quedarán cubiertos por el acuerdo incluyen la manufactura, los servicios financieros, bienes raíces, la construcción y los servicios auxiliares de apoyo al transporte marítimo y aéreo.

Los diplomáticos de la UE dijeron que la Comisión Europea había convocado una reunión de funcionarios nacionales para el jueves por la tarde para asegurarse de que las capitales estén contentas con el acuerdo que está surgiendo.

Esto se produce tras un gran avance en los últimos días cuando Beijing hizo ofertas de acceso al mercado más generosas para varios sectores de la economía, diciendo que podría aceptar algunas de las demandas pendientes de la UE en cuanto al trato recíproco de sus compañías, dijeron funcionarios europeos.

"Se ha logrado avanzar en varias áreas", dijo un portavoz de la comisión. "La UE sigue comprometida con el plazo de fin de año para la conclusión de las negociaciones, siempre y cuando tengamos un acuerdo que valga la pena. No vamos a priorizar la rapidez sobre el contenido".

Los diplomáticos dijeron que los temas sin resolver incluían un esfuerzo de la UE —con un fuerte respaldo de muchos de los gobiernos del bloque— para que China se comprometa a respetar los acuerdos internacionales sobre derechos laborales. China también ha presentado una solicitud de acceso limitado al mercado de energía renovable de la UE.

El posible acuerdo es una pieza central de la triple estrategia más amplia del bloque sobre China, a la cual ha calificado de "contendiente económico" y "rival sistémico", así como socio en algunas áreas.

Los objetivos de China en las conversaciones incluyen garantizar el derecho a invertir en partes de la economía de la UE, en particular en el sector energético, a pesar de la creciente sensibilidad de Europa hacia la propiedad extranjera.

A diferencia de EE.UU., que ha intentado obligar a China a hacer concesiones comerciales mediante aranceles punitivos, Bruselas ha priorizado la negociación y reforma de la OMC para adaptarla al modelo económico de Beijing.

"Parece haber una ventana de oportunidad en cuanto al acuerdo de inversión", dijo un alto diplomático de la UE. "Veremos qué pasa en los próximos días".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios