FT: amenazas de EE.UU. a China por el Covid-19 presionan el yuan

Cuando Donald Trump comenzó a criticar a Beijing por su manejo de la pandemia de coronavirus, los operadores cambiarios globales volvieron a centrar su atención en el tipo de cambio que el año pasado agravó las tensiones entre las dos economías más poderosas del mundo.

El yuan cayó 0,5% frente al dólar desde fines de abril, cuando el presidente estadounidense afirmó, sin aportar pruebas, que estaba "seguro" que el Covid-19 había salido de un laboratorio en Wuhan. El mandatario sugirió que la imposición de aranceles al comercio podría ser una forma de castigar a China como respuesta; y a principios de esta semana ordenó al principal fondo de pensiones del gobierno federal que se abstuviera de invertir en empresas chinas, ya que éstas representan un "riesgo" para la seguridad nacional de EE.UU.

Esos arrebatos suman presión sobre la moneda china, sostienen los inversores, lo que opaca las conversaciones comerciales entre las dos superpotencias y amenaza la estabilidad de otros mercados emergentes cuyas monedas se verían forzadas a bajar debido a la mayor debilidad del yuan.

"Si se produce una nueva escalada, el [yuan] inevitablemente se debilitará más", dijo Esther Law, gestora de carteras de deuda emergente en Amundi.

Law aseguró que la moneda china podría caer a un mínimo de 7,30 yuanes por dólar en los próximos meses, un nivel que representaría la mayor debilidad de la divisa desde principios de 2008. El yuan retrocedió casi 2% desde el comienzo de año, a cerca de 7,09 yuanes por dólar.

El tipo de cambio yuan-dólar fue centro de atención de los mercados cambiarios durante gran parte de 2019, en medio de las tensiones entre Washington y Beijing. Cuando las relaciones llegaron al punto más tenso el verano boreal pasado, China permitió que el yuan se deslizara más allá de siete por dólar, lo que llevó a la administración Trump a etiquetar al país como manipulador de divisas.

La moneda china se estabilizó la semana pasada después de que los funcionarios de EE.UU. dijeron que el llamado acuerdo comercial de fase uno entre los dos países seguía en marcha. Pero los analistas creen que Trump podría tentarse y fijar nuevos aranceles a productos chinos antes de las elecciones presidenciales de noviembre, ya que el mandatario busca culpar a Beijing de la explosión de los casos de coronavirus que se produjeron en EE.UU. y en todo el mundo.

"El yuan es una víctima del tono más agresivo que está adoptando la Casa Blanca... y parece probable que EE.UU. adopte una posición más dura antes de las elecciones", dijo Mark Williams, economista jefe para Asia de la firma de investigaciones Capital Economics, quien pronostica una depreciación gradual para los próximos meses.

Una caída más drástica, a más de 7,50 yuanes por dólar, podría provocar la venta de divisas y acciones de mercados emergentes a nivel mundial, agregó Williams. Eso podría profundizar la sensación de crisis en las economías que ya están sufriendo como resultado del coronavirus.

Tags relacionados
Noticias del día