ENTREVISTA AL CEO DE SYNGENTA, QUE ACABA DE SER ADQUIRIDA POR CHEMCHINA

"En Europa no se verán cultivos transgénicos durante muchos años"

Erik Fyrwald, CEO de Syngenta, el grupo agrícola suizo, quería desafiar la reciente cobertura negativa de los pesticidas neonicotinoides que hicieron los medios, incluyendo a Financial Times. Estos neonics, fabricados por su compañía y otras, protegen los cultivos de insectos perjudiciales pero los estudios citados por activistas ambientales demuestran que también matan a las abejas y otros polinizadores.

Fyrwald me invitó a las oficinas centrales de la compañía, ubicadas en Basilea, para defender los neonics. "Hay muchos datos que sugieren que los neonicotinoides no generan ningún impacto significativo en la salud de las abejas", aseguró.

El control regulatorio de esos químicos se incrementó hace poco. La UE restringió el uso de algunos neonics en 2013, con el argumento de que eran "dañinos para la población de abejas melíferas de Europa".

Nuestra charla luego se centró en los cultivos transgénicos y la adquisición de Syngenta por parte de ChemChina, operación que forma parte de la actual ola de fusiones globales en el sector de agronegocios.

"Hago negocios en China desde 1990," dijo este norteamericano de 58 años que empezó como ingeniero químico. "Fui por primera vez hace 27 años. He visto el desarrollo del país durante un largo período". La compañía estatal quiere transferir tecnología de Syngenta a China para mejorar la productividad agrícola allá.

Syngenta seguirá siendo una subsidiaria independiente, y dos representantes ChemChina formarán parte del directorio de Syngenta, compuesto por ocho miembros. La estrategia global, contó Fyrwald, es que Syngenta retenga el liderazgo global en productos para la protección de cultivos como pesticidas, fungicidas y herbicidas. La ambición es "cambiar nuestro distante tercer lugar en semillas", dijo.

Las fusiones propuestas Bayer-Monsanto y DuPont-Dow son líderes en semillas, donde el valor comercial depende principalmente de la mejora a través de los transgénicos. Para competir con mayor eficacia, Syngenta planea adquirir compañías de semillas. Las operaciones "todavía no se hicieron, pero estamos con negociaciones", contó Fyrwald.

La adquisición beneficiará tanto a Syngenta como a la agricultura china. "La hicieron por dos principales razones. Una es asegurarse cantidad, seguridad y calidad de comida para el pueblo chino", explicó.

La segunda razón es mejorar el medio ambiente en China, donde los agricultores aplican cantidades excesivas de pesticidas tóxicos antiguos y usan el agua de manera ineficiente.

La tecnología de Syngenta les brindará acceso a "pesticidas más modernos y productos de protección de cultivos, mejores semillas, mejor genética y en los próximos años, biotecnología".

"China durante muchos tardó demasiado en aprobar productos transgénicos", comentó. "En "Europa probablemente no veamos cultivos transgénicos durante muchos años", por el fuerte rechazo que tienen por parte de los consumidores y de los grupos ambientalistas.

 

Tags relacionados
Noticias del día