Empresas globales de consumo masivo buscan reducir el uso de plásticos

Mientras aumenta la presión para prescindir de envases de ese material, multinacionales como Nestlé, Unilever, Procter & Gamble buscan alternativas para reemplazarlos, pero les llevará tiempo.

Cada una o dos semanas, Magali Sartre, que vive en París, hace la compra online del supermercado. Hace clic en el jugo de naranja, el aceite de oliva, el té, la pasta y las galletas saladas, un pedido tradicional. Pero cuando llega la mercadería, no parece para nada un pedido tradicional. Envueltos en una bolsa acolchada con gruesos separadores de espuma, la pasta y el té están sueltos en recipientes reutilizables de acero inoxidable, y el jugo de naranja llega en una botella de vidrio.

No hay bolsas de plástico de hielo a la vista. Una vez que la familia termina un producto, el envoltorio se coloca en un bolso para su recolección, limpieza y —finalmente— para rellenarlo.

Sartre es una de las primeras clientas de Loop, una nueva compañía que tiene el objetivo de eliminar el desperdicio. Se asoció con marcas como el helado Häagen-Dazs y el jabón Dove para hacer que sus envoltorios sean reutilizables.

Ahora, la empresa está haciendo pruebas con decenas de miles de personas en París y Estados Unidos con el objetivo de crear un modelo de compras radicalmente nuevo en el que el packaging sea duradero, reutilizable y valioso, en lugar de algo que se desecha inmediatamente.

La startup trabaja no sólo con multinacionales como Nestlé, Unilever, Procter & Gamble y PepsiCo, sino también con los supermercados que distribuyen sus productos.

Los ejecutivos de la industria dicen que los clientes introdujeron en la agenda la preocupación por el cambio climático y la contaminación, al punto que las grandes compañías ya no pueden ignorarla.

En lo que se denominó el "efecto Planeta Azul", los consumidores comenzaron a reprender online a las marcas cuando consideran que existe un exceso de envoltorio.

"Ya podemos ver que los consumidores, sobre todo los más jóvenes, realmente se preocupan por los problemas de sustentabilidad, así que para seguir siendo relevantes necesitamos cambiar", dijo Alan Jope, CEO de Unilever.

Tags relacionados