CON UN DISCURSO XENÓFOBO ANUNCIÓ QUE SER CANDIDATO

El magnate Donald Trump vuelve a postularse a la Casa Blanca

Después de criticar duramente a los inmigrantes mexicanos, Trump calificó de "estúpidos" a políticos estadounidenses por endeudarse con China

Donald Trump, el excéntrico magnate inmobiliario y estrella del programa de televisión El Aprendiz, lanzó su propia audición por la Casa Blanca con una extraña diatriba en la que declaró "muerto" el sueño americano y aplaudió a los líderes chinos por ser más inteligentes que los políticos "estúpidos" de Estados Unidos.


Después de jugar con la idea de postularse a presidente en muchas oportunidades de anteriores ciclos electorales, Trump se decidió a anunciar su candidatura para la nominación republicana desde la torre que lleva su nombre en Nueva York. Trump reveló que su patrimonio ronda los u$s 8.000 millones, diciendo que ese dato no es "de mal gusto" sino evidencia del éxito que él aportaría al cargo.


"Soy realmente rico. Ese es el tipo de mentalidad, el tipo de pensamiento que necesita este país" aseguró Trump ayer en un discurso inconexo en el que vapuleó a los demócratas y republicanos. "Soy oficialmente candidato a presidente de los Estados Unidos y vamos a devolverle la grandeza este país".


Hizo una serie de comentarios xenófilos, particularmente sobre los inmigrantes mexicanos, y prometió ser más severo con países como China. Afirmó que será "el mejor presidente de empleos que Dios jamás haya creado", y criticó a los líderes norteamericanos por permitir que la nación se endeudara con China por u$s 1,3 billones. "Qué estúpidos son nuestros líderes. Qué estúpidos que son estos políticos para permitir que esto suceda", afirmó. Si bien prácticamente nadie piensa que el multimillonario tenga chances de ser presidente, con la posible excepción de Trump, su ingreso podría complicar las cosas a algunos otros candidatos de GOP, incluyendo a republicanos más moderados como Jeb Bush que deben mostrarse suficientemente conservadores para conseguir la nominación de GOP sin tomar posiciones extremas que alejen a los votantes en las elecciones generales.


"Cada vez que creo haber visto todo en política norteamericana, surge algo como el anuncio de Trump", aseguró Larry Sabato, un experto en política estadounidense de la Universidad de Virginia. "Lo que es significativo es que Trump podría entrar en el primer debate de GOP el 6 de agosto. Imagínese a Trump en el escenario, increpando a candidatos como Jeb Bush. Podría ser un verdadero espectáculo".


Un día después del lanzamiento de Bush a la carrera por la Oficina Oval, Trump se convirtió en la decimosegunda persona en unirse al multitudinario y creciente campo de contrincantes del GOP. Los canales de televisión tienen que idear normas que limiten el número de candidatos republicanos que participan de los debates, pero Trump probablemente califique porque tiene un mayor grado de conocimiento nacional que otros aspirantes más serios pero menos conocidos".


"Donald Trump es un experto en llamar la atención pero no va a ser el nominado republicano para presidente," señaló Nathan Gonzalez, autor de Informe Político The Rothenberg & Gonzalez.

Tags relacionados