Crisis de pobreza en el paraíso del juego

Cuando llegaron los primeros era todavía de noche, y a las 7:30hs ya había más de 150 haciendo fila en la puerta de una iglesia en el noreste de Las Vegas. Esperaban que el camión del banco de alimentos descargara frutas, verduras y alimentos enlatados.

Eran mayormente latinos y afroamericanos: muchos de ellos ancianos y el resto mujeres con niños pequeños. Hacía calor y algunos se apantallaban con sus gorras de béisbol o se protegían del sol con algún paraguas.

Mientras tanto, en Washington se analiza cómo recuperar puestos de empleo; el presidente Barack Obama diseñará un nuevo programa antes de la sesión parlamentaria del 7 de septiembre. Pero en Las Vegas —la ciudad del turismo y el paraíso del juego— una alarmante cantidad de gente está concentrada en saber dónde conseguirá su siguiente plato de comida.

Nevada es hoy el estado de Estados Unidos con más alto desempleo —el 12,4% de su población activa no tiene trabajo— y con mayor cantidad de ejecuciones hipotecarias, lo que provocó una crisis de pobreza. En el estado vive la mayor tasa de niños cuyos padres están desocupados, según un informe de la Fundación Annie E. Casey. También tiene la proporción más elevada de pequeños cuyos padres fueron desalojados de sus hogares. Cerca del 13% de los chicos de Nevada no tiene donde vivir.

Durante varios años hasta 2008, Las Vegas era la ciudad que más crecía en Estados Unidos. La gente llegaba de todas partes del país atraída por los bajos impuestos, el boom inmobiliario y la abundancia de trabajo en los casinos, hoteles, bares, o en las compañías que dependen del turismo y entretenimiento.

La ciudad siempre había parecido inmune a las crisis económicas, y se recuperó rápidamente después de las recesiones de los noventa y principios de la década pasada. El boom de la construcción no se vio afectado durante ese período, lo que permitió que siempre hubiera trabajo, aún cuando la cantidad de turistas se reducía.

“Las Vegas pasó de tener la menor tasa de desempleo del país, 4%, a registrar la más elevada”, comentó Brian Burton, presidente de Three Square, un banco de alimentos de Nevada. La desocupación en algunas partes de Las Vegas es superior a 20%, agregó. “uno de cada cinco niños pasa hambre”.

Tags relacionados