Apple colocó "bonos verdes" por u$s 1000 millones para iniciativas ambientales

Apple colocó deuda por u$s 1000 millones con un "bono verde" y con lo recaudado financiará iniciativas ambientales, semanas después de que el CEO de la compañía criticara la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo climático de París.

El bono a 10 años, que pagará a los inversores un cupón de 3% y rinde 82 puntos básicos por encima de deuda comparable del Tesoro estadounidense, se destinará a proyectos que reúnan "tres prioridades ambientales que (según cree Apple) pueden tener el mayor impacto positivo en el medio ambiente", aseguró el grupo tecnológico en una presentación ante los reguladores de títulos valores de Estados Unidos.

La operación se produjo poco después de que Trump abandonó el Acuerdo de París el 1 de junio, medida muy criticada por una amplia variedad de dirigentes de empresas y políticos.

Tim Cook, CEO de Apple, dijo en ese momento que había tratado de "convencer" a Trump de no retirarse del Acuerdo, pero que "no fue suficiente", agregando que la decisión del presidente "no tendrá impacto sobre los esfuerzos que hace Apple para proteger el medioambiente", según un memo dirigido al personal de la compañía.

En 2016, Apple emitió su mayor bono verde por u$s 12.000 millones. La emisión de bonos verdes de 2017 viene a un ritmo más lento en Norteamérica comparado con 2016. El total de este año asciende a u$s 4300 millones comparado con los u$s 5400 millones a fines de junio de 2016, según datos de Dealogic. Pero globalmente, la emisión está en su nivel más alto, 45.000 millones, en lo que va de este año, comparado con sólo u$s 31.000 millones en el mismo período de 2016.

"Claramente hay una base de inversores para los bonos verdes", dijo Lon Erickson, director gerente de Thornburg Investment Management.

La Climate Change Initiative, que se dedica a movilizar la emisión de bonos verdes, estima que este año el total de deuda nueva ascenderá a u$s 150.000 millones. Este año también se lanzaron dos fondos de inversión cotizantes de bonos verdes como reacción a la demanda inversora, según Bank of America Merrill Lynch.

 

 

Tags relacionados