Financial Times

El oro acaba de cerrar su peor mes desde 2016

Los indicios de un cambio de postura de la Reserva Federal en relación a la política monetaria, han reducido en junio la demanda del metal utilizado como cobertura de la inflación.

En junio, el precio del oro sufrió la mayor caída mensual en cuatro años y medio, después de que la Reserva Federal sorprendiera a los inversores con su voluntad de controlar las presiones inflacionarias con una eventual subida de las tasas de interés, impactando en el atractivo de conservar el metal.

El oro cayó un 7% en junio, hasta los u$s 1779 la onza. Eso todavía dejó el precio dentro de su rango para el año hasta ahora, pero fue su peor caída mensual desde noviembre de 2016. Las acciones de las mineras de oro también se han hundido un 16% este mes, según el índice NYSE Arca Gold Bugs.

El oro ha luchado contra un dólar más fuerte y el aumento de los rendimientos de los bonos después de los comentarios de los funcionarios de la Fed el mes pasado que indicaron una mayor probabilidad de aumento de las tasas de interés en 2023. El oro sufre cuando los rendimientos de los bonos suben, porque el metal no proporciona ningún rendimiento a los inversores.

Economistas prevén al menos dos subas de la tasa de interés para fines de 2023

El aumento de la inflación podría empujar a la Fed a subir las tasas de interés al menos dos veces antes de finales de 2023, según una nueva encuesta de los principales economistas académicos para el Financial Times.

"Ahora mismo no hay una gran demanda [de oro]", dijo Suzanne Hutchins, gestora de fondos de Newton Investment Management. "El oro es como una gran pesa: está bien si la inflación es muy alta y está bien si hay mucha deflación, pero estamos en esta zona media".

Hutchins dijo que su fondo había reducido sus participaciones en oro y acciones de oro desde el 18% del año pasado hasta cerca del 6%.

Los precios del oro subieron hasta un récord de más de u$s 2000 la onza en agosto de 2020 por la preocupación sobre el impacto del Covid-19 en la economía mundial. Pero desde que las vacunas se han puesto en marcha en Estados Unidos y Europa, el oro ha sufrido a medida que los inversores se han vuelto más optimistas sobre la recuperación económica.

Así es Somnio, el súper yate 'compartido' para millonarios con 39 departamentos en venta

Los analistas de Citi dijeron que esperaban que los precios del oro siguieran bajando durante el verano [boreal], pero que no se desplomarán. Prevén que los precios se sitúen en u$s 1760 la onza el próximo año.

Aun así, las participaciones en fondos cotizados en bolsa respaldados por oro sólo han registrado pequeñas salidas de unas 8 toneladas, o el 0,2% del total de activos en ETFs de oro, en la semana que terminó el 25 de junio, según datos del Consejo Mundial del Oro.

Los economistas están divididos en cuanto a lo pronunciada y prolongada que será la inflación, y a cuándo responderán los bancos centrales subiendo las tasas de interés. Algunos entusiastas del oro, sin embargo, creen que la inflación podría salirse de control e impulsar el precio del metal precioso, que a menudo se considera una cobertura contra la inflación

Alasdair McKinnon, gestor del Scottish Investment Trust, dijo que dudaba que la Fed y otros bancos centrales pudieran controlar las crecientes presiones inflacionarias que estás subiendo en todos los sectores, desde los precios de la vivienda hasta los coches de segunda mano.

"Estamos viendo un período de inflación como el de los años '70 y un período de rendimiento superior del oro frente a todo lo demás", dijo. "Parece ser la única clase de activos infravalorada".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios